NARRA JUSTIN:

Estoy sorprendido y me siento algo extraño al ver que ese bebé que Danna tiene en sus brazos es mi hijo.

Ciento un montón de cosas en mi estómago, es decir, el bebé se llama Justin como yo, supongo que fue Danna quien escogió ese nombre.

-"¿Por qué decidiste ponerle Justin como yo?" pregunté mientras tocaba la manita del bebé -"Pues porque su papá así se llama".

No podía creer que ese pequeño e indefenso bebé fuera mi hijo, nunca quise tener hijos y mucho menos ahorita que estoy tan joven.

La llegada de este bebé resultará un gran compromiso, no sólo por alimentarlo; sino por Max y todos sus negocios.

-"¿Qué te parece?" preguntó Danna -"¿Te gusta el nombre que le puse?" me quedé pensando un momento y sonreí.

-"Supongo que está bien, puesto que será el primero, único y último hijo que tengo" respondí y Danna frunció su ceño.

-"No me mires de esa manera que es la verdad, Justin es el único hijo que quiero tener" Danna desvió su mirada al bebé aceptando o rechazando mis palabras.

-"¿Quieres cargarlo?" preguntó Danna con una sonrisa y yo pues me puse nervioso, todo papá primerizo se siente nervioso.

Al último niño que cargué fue a Jaxon cuando estaba recién nacido, después a ningún otro, me dá miedo cargarlos.

Los veo así tan pequeños, frágiles e indefensos que me da miedo dejarlos caer y lastimarlos.

Asentí e intenté cargarlo, lo tomé en mis brazos y lo mantuve ahí, por suerte estaba dormido y no había problema para que llorara.

En este momento puedo decir que no se parece a nadie, está muy pequeño para decir si se parece a mí o alguien más.

Me sentía mal al verlo, pues por todo en lo que estoy metido el bebé también correrá peligro y será mi deber protegerlo.

Yo sé que Max o cualquier otra persona intentarán hacerle daño para lastimarme a mí también.

Pero por otro lado sentía un montón de cosas, mi primer hijo, sé que no fue deseado pero lo querré como si lo fuera.

Es mi hijo y merece todo mi amor y protección -"¿Es lindo verdad?" preguntó Danna sacándome de mis pensamientos.

Yo asentí con una sonrisa -"¿Y su otro nombre cual es?" pregunté, no es que yo quiera elegirlo pero me dá curiosidad.

-"¿Cómo crees tú que es su otro nombre?" preguntó con una sonrisa y desde ese momento me vino mi siguiente nombre a mi cabeza.

-"No me digas que se llama Drew" dije y Danna solo asintió -"Él no merece llamarse como yo Danna, el es inocente" dije.

Danna rió al escucharme decir aquello -"No digas eso Justin, él es tu hijo y que mejor que lleve los dos nombres de su padre".

Miré al bebé y aun seguía dormido, aun no creo que se llame igual que su papá -"Oye Justin..." habló Danna.

Hice un gesto con mi cabeza en señal de respuesta -"Quería preguntarte algo, ¿Puedo?" preguntó y yo asentí sin quitar la mirada del bebé.-"Estos últimos meses has estado medio raro, así bien apagado, cansado, enojado y puedo ver que ahorita también estas así".

Sabía a qué quería llegar con esas palabras -"Y me preguntaba, ¿A qué se debe eso?" no quiero decirle que estoy metido en trabajos sucios.

-"Cosas del trabajo Danna, nada de qué preocuparse" respondí pero pude notar que ella no estaba tranquila con esa respuesta.

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!