NARRA JUSTIN:

Ryan: Justin, bro, estoy en el aeropuerto ¿Ya vienes por mi?
Justin: Paciencia Ryan, ya casi llego, dentro de unos 10 minutos.
Ryan: Ok ,¡Apresúrate!

Hoy es mi cumpleaños y Ryan apenas me avisó que había tomado un vuelo hacia aquí, así que debo pasar por él al aeropuerto.

Pensé que todo iba a ser una mentira y que él no iba a venir hasta aquí para mi cumpleaños, pero me equivoqué.

Supongo que los chicos están en ajetreos de preparar todo para mi cumpleaños, claro lo celebraré en mi casa por la tarde pues mamá horneó un pastel como cada año.

Pero en la noche lo celebraré con los chicos, creo que como cada año tendré un muy feliz cumpleaños número 21.

Después de algunos minutos llegué hasta el aeropuerto viendo a Ryan ahí parado con sus maletas al lado.

-"Al fin llegas Justin, ¿Eres siempre así de lento o qué?" preguntó al verme estacionarme frente a él.

-"Mejor sube" respondí con una sonrisa, estaba muy contento de que mi mejor amigo me visitara para esta fecha.

Ryan subió sus maletas y luego se metió él -"Espero que no te incomode que meta mis maletas aquí" dijo arrojándolas para los asientos de atrás.

-"Para nada bro, lo que me pregunto es ¿Por qué traes una maleta grande?" dije con mucha curiosidad pues se suponía que el sólo venía de paseo, no a quedarse definitivamente.

-"Pues porque ahí traigo algunos obsequios para ti, para Harold, para tu mamá, para tu hermanita, para tu chica y sobre todo para mi sobrino".

Ryan decía todo muy tranquilo y sonriente -"Jazzy ya no es una chiquilla como la última vez que la viste, tiene 17 años" respondí riendo.

-"Pero aun así sigue siendo tu hermana y eso es lo que importa" Alcé mis hombros en señal de que estaba de acuerdo con él.

-"Dijiste mi chica y no tengo chica y si te refieres a Danna estás equivocado" comenté mientras conducía -"Eso dices tú ahorita, pero ya lo veremos, estoy decidido a que tu y ella estén juntos".

Eso me hizo mucha gracia la cual provocó que rompiera a carcajadas -"¿De qué te ríes?" preguntó él.

-"Pareces el amiguito maricón de Danna ayudando a su amiga a que tenga pareja" respondí entre risas.

-"Aunque me llames maricón, pero tu felicidad está primero bro" expresó Ryan poniendo su mano en mi hombro y mandándome una mirada de sinceridad.

Yo sólo negué riendo y seguí conduciendo hasta llegar a mi casa, estacioné ahí el auto y ambos bajamos.

-"Déjame te ayudo" dije tomando su maleta grande -"Eres tan caballeroso mi hermanito" expresó haciendo una voz de chica lo cual provocó que yo riera de nuevo.

Con Ryan aquí todo será diferente, el me levanta el humor, desde pequeños fue siempre tan gracioso.

Caminamos hasta llegar a la casa y abrí la puerta -"¡Wow! todo está muy agradable aquí, se nota que vives bien bro" dijo entrando a casa.

-"Si tu lo dices" dije dejando su maleta en el suelo -"Mamá, Jazzy, ¡Ryan está aquí!" grité para que mamá y Jazzy salieran.

-"No es necesario que las llames bro" dijo el esbozando una sonrisa de pena -"Eres tan tierno cuando te avergüenzas" dije apretando su mejilla.

-"Suéltame bro, después dices que yo soy el maricón" dijo apartando mi mano de su mejilla, yo sólo reí y cerré la puerta.

-"Ryan, pequeño, es tan bueno verte de nuevo" saludó mi mamá abrazando a Ryan y dejando un beso en su mejilla.

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!