NARRA JUSTIN:

Desperté recostado en el mismo sofá, lo último que recordaba era cuando Preston me inyectó anestesia, bajé mi mirada y ví como mi camiseta estaba manchada de sangre, sangre ya seca.

-"Como estás?" preguntó Harry -"Bien, me largo de aquí" respondí levantándome con cuidado -"Dile a tu maldito jefe, que no cuente conmigo para otro de sus trabajitos" escupí con odio.

-"Al parecer se te olvida que ni tú, ni yo mandamos, sino él" Harry se levantó quedándose en el mismo sitio de pie -"Necesito que te quedes conmigo a hablar con Max" pidió.

-"Estás imbécil si piensas que me quedaré aquí donde ese maldito tipo el cual provocó que casi nos mataran" Harry sólo bufó.

-"Por eso mismo quiero que te quedes, para enfrentarlo y preguntarle qué demonios le pasa, porqué puso el dinero incompleto".

No tenía ni la más mínima gana de volver a ver a Max, desde el principio supe que algo como lo que nos pasó hoy podría pasarnos.

-"Si quieres quédate tú, no estoy interesado de volver a ver a Max" dije dando la vuelta y dirigiéndome hacia la puerta para salir.

-"Max te buscará y te obligará a que sigas trabajando para él" dijo Harry deteniéndome -"Que lo haga, me importa una mierda".

Salí y me dirigí a mi carro, ví la hora en mi celular y ví que faltaban 30 minutos para las 2:00 p.m hora en la cual deberíamos de ir a la casa de Austin.

Puse en marcha mi carro hacia mi casa, sabía que nadie podía verme la camiseta manchada de sangre, así que decidí ponerme mi chaqueta negra, la cual siempre la ando aquí en mi carro.

Después de algunos minutos manejando llegue a casa y entré -"Justin! Justin! Ya es hora de ir a casa de Tommi, ya nos vamos?" preguntó Jaxon.

-"Ya estás listo campeón?" pregunté con una sonrisa -"Si, estoy listo desde hace rato" asintió -"Voy a mi habitación a cambiarme y bajo enseguida ok".

Subí a mi habitación y al entrar me quité mi chaqueta y mi camiseta blanca tirándola bajo mi cama para que nadie la vea.

Me ví en el espejo y ví como tenía un esparadrapo en mi abdomen protegiendo la herida de la bala, debo ser cuidadoso para que nadie se dé cuenta que estoy herido.

No tomé una ducha, solo me cambie de ropa y zapatos, tomé la misma chaqueta y bajé -"Ok, vamos Jaxon" dije.

Jaxon asintió con una sonrisa de emoción en su rostro -"No vuelvan tarde" pidió Jazzy -"Regresaremos pronto" respondí para después salir.

Subí por el lado del piloto y quité llave a la puerta del copiloto para que Jaxon pudiera entrar -"Abróchate el cinturón Jaxon y cierra muy bien la puerta".

Jaxon hizo lo que le pedí, salimos rápido hacia la casa de Austin, no está tan lejos, así que llegamos rápido.

-"Primero que nada Jaxon, compórtate ok, estás en casa de Tommi, no en la tuya" debía decirle esto a Jaxon, porque conociéndolo podría romper algo junto con Tommi.

Tocamos el timbre y después de unos 5 segundos apareció Danna, la cual se le iluminó el rostro al verme.

-"Hola Justin" yo sólo asentí -"Hola corazón" saludó a Jaxon -"Hola Danna, Tommi está?" preguntó de inmediato.

-"Sip, está en su habitación" -"Ok entonces iré!" dijo Jaxon entrando y corriendo hacia la habitación de Tommi.

-"Como estás Justin?" preguntó Danna -"Bien, Austin está cierto?" pregunté, Danna solo asintió -"Justin, anoche me dijiste que hoy hablarías conmigo, sobre qué?".

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!