NARRA DANNA:

-"Gracias Adam, la fiesta de ayer estuvo increíble, me la pase genial" agradecí a Adam, la verdad todo estuvo impresionante y me divertí mucho.

-"Sabía que te gustaría, y tú que no querías que te celebráramos tu cumple, y no me agradezcas, sabes que lo hice de todo corazón".

Por ese motivo Adam es mi mejor amigo, porque sabe como levantarme el ánimo y el es increíble, para mí lo es.

No sé qué sería de mí sin él, creo que me la pasaría de mal humor y muy estresada, amo a este loco amigo que tengo.

-"Todo estuvo muy lindo Adam, excepto por Justin intentando aprovecharse de mí" dije rodando los ojos.

-"¿Bromeas? ¡Esa fue mi parte favorita!" dijo emocionado y con una enorme sonrisa que dejaba al descubierto que lo que dijo era cierto.

-"¿Tu parte favorita? ¿Tu parte favorita fue cuando Justin casi me viola?" pregunté con incredulidad, no podía creer que esa haya sido su parte favorita.

Justin casi me viola y si no hubiera sido por Adam mismo que nos interrumpió, no sé que hubiera sucedido, afortunadamente salí ilesa de eso.

-"Me encantó que le hayas golpeado los huevos, eso es lo menos que se merecía ese macho por ser tan machista, ¿Pero sabes que hubiera hecho yo si hubiera sido tu?" preguntó de forma muy pícara.

Sé que dirá algo pervertido, Adam es un profesional en decir cosas morbosas y mucho más cuando se refiere a Justin.

-"Haber, dime, ¿Que hubieras hecho tu en mi lugar si Justin te exige que te arrodilles y le hagas una mamada?" pregunté.

-"Pues no lo hubiera pensado ni dos veces y me hubiera puesto a mamar cual ternerito tierno" su respuesta hizo que rompiera en carcajadas.

Lo sabía, sabía que diría algo como eso, este Adam no tiene remedio ni volviendo a nacer, es un pervertido de lo peor.

-"Adam, eres único, un pervertido único en esta vida" dije entre risas -"¿Queeee? Yo no tengo la culpa que Justin me tenga tan loco" se defendió.

-"Mejor cállate, déjame agradecerte por haberme salvado de que Justin me hubiera obligado a tener sexo con él, si tu no hubieras llegado probablemente hubiera pasado algo más".

Adam sonrió y se acercó a mi tomándome de las manos -"No fui yo quien te salvó, si no esa poderosa rodilla que tienes, casi le destripas los huevos a Justin, Danna, y si hubieras hecho eso, yo jamás te lo hubiera perdonado, ¿Quien quita se me haga algún día hacer lo que tú haces con ellos?"

Las cejas de Adam subían y bajaban con mucha picardía después de decir eso -"¡Adam! ¡Eres un marrano! No digas eso" me quejé riendo.

-"Ya ya, ok, ya no digo nada de ese mango, ¿Pero sabes qué Princess? Yo quería disculparme contigo".

Fruncí mi ceño sin entender porque me decía eso, yo no tengo nada que disculparle a Adam, el nunca me ha hecho daño.

-"¿Disculpas por qué Prince?" pregunté -"Yo te desee buena suerte en olvidar a Justin y sé que eso te hizo sentir mal, discúlpame por eso, yo sé que tu podrás olvidarlo Princess, yo confío en ti".

Adam podía ser un loco descarriado desesperado por tener sexo con los chicos que le gustan; pero cuando quería ser sincero, en verdad lo era.

-"No te disculpes Prince, no lo hagas, yo no tengo nada que disculparte, eres como mi hermano y sabes lo mucho que te quiero, no sé qué haría sin tí".

Una pequeña sonrisa se asomó en su rostro y yo lo abracé muy fuerte -"Ya no sigas porque me harás llorar" dijo fingiendo llorar.

Yo reí y apreté sus manos, este chico es único, no cabe la menor duda que una de las más grandes bendiciones que una chica puede tener es tener un amigo gay.

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!