NARRA MAX:

Como todos podíamos darnos cuenta el retraso de Dexter había sido tanto que arribó hasta aquí al siguiente día.

Al verlo entrar a la sala como todo un magnate de la alta sociedad se podía notar lo refinado que era, tanto o más que yo.

-"Estoy tan avergonzado por este retraso tan impertinente Maximiliano, te pido de favor que me disculpes" dijo con su voz muy educada.

No cabía la menor duda que era mi hermano, hijo de mi padre, desde pequeños nos enseñó cómo hablar tan estilizado.

Dexter siempre solía llamarme por mi nombre completo, el cual sabía muy bien que eso no me agradaba.

-"Pero ya estoy aquí, se nota que tu casa es muy lujosa Maximiliano, todo se ve muy limpio y en perfecto estado" dijo sentándose.

-"Muchísimas gracias Dexter, estoy realmente felíz que mi hogar te cause tan grata impresión, eso no se ve todos los días" respondí.

-"¿Donde están Alexander y Alexis?" preguntó mientras mi mayordomo le entregaba un copa de vino la cual él tomó.

-"Están arriba, bajarán en un segundo" respondí tomando con mi mano mi copa con un delicioso vino en ella.

-"¿Que tal tu vuelo hasta aquí?" pregunté -"Magnífico, siempre me ha encantado viajar a los Estados Unidos, es un país impresionante" respondió.

-"Dexter" murmuraron Alex y Alexis al unísono mientras entraban la sala y tomaban asiento, a ellos no les agradaba mucho Dexter.

Dexter siempre ha considerado a Alexander y Alexis como dos personas inferiores frente a su persona.

-"¡Qué maravilla verlos aquí muchachos! Es agradable contar con sus presencias en este lugar" dijo con una sonrisa muy falsa, la cual los otros dos se la devolvieron de la misma manera.

-"Me encantaría decir lo mismo Dexter, es una verdadera lástima que no pensemos de la misma manera, ¿No crees eso Alexis?" preguntó Alex.

-"Definitivamente comparto tu opinión Alexander, aunque hasta este me parece muy bien el que Dexter esté aquí con nosotros" respondió Alexis.

-"Dejen sus diferencias a un lado, Dexter, quiero hacerte una pregunta, si me lo permites por supuesto" hablé.

Dexter asintió dándome paso a que yo continuara -"¿Recuerdas a Jeremy Bieber?" pregunté y una enorme sonrisa se dibujó en su rostro.

Ninguno de nosotros podíamos olvidar a Jeremy, ese hombre dejó huella, aquí, y yo sé que Justin también dejará huella.

-"¿Cómo podría yo olvidarme de Jeremy? Una persona tan admirable como él no se olvida con mucha facilidad" respondió Dexter.

-"Algunas veces me he preguntado, ¿Dónde se encontrará?" se preguntó a el mismo mientras todos guardábamos silencio.

Jeremy había sido una persona con historia entre nosotros, desobediente, mal educado, una persona rebelde.

Siempre fue tan imprudente con nosotros, sobre todo conmigo, fue un mal agradecido y Justin es peor que el.

-"Donde Jeremy se encuentre en este momento te debe resulta completamente irrelevante, lo único que importa ahora, es que tengo a su hijo conmigo" dije sonriendo al final de decirlo.

Dexter sonrió con mucha intriga y maldad, sabía que a él le encantaría conocer al hijo del hombre que nos causó tantos problemas.

-"Quisiera conocerlo" pidió -"Y en su momento lo harás, déjame decirte que te llevarás una enorme sorpresa al conocer al hijo de Jeremy".

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!