NARRA DANNA:

Las palabras de Justin me habían dejado anonadada, nunca antes él había dicho algo parecido y mucho a menos a mí.

No estoy del todo segura si él quiera que yo sea su chica de verdad o sólo lo está haciendo en un momento de desesperación.

El hecho es que no le creo y ahora que estoy con Zayn debo proteger muy bien nuestra relación y no lastimarlo.

-"¿Por qué te quedas callada? Respóndeme Danna, se mi chica" repitió una vez más al ver que las palabras no salían de mi boca.

-"No" respondí y la expresión de Justin fue como de fotografía, no podía creer que yo lo rechazara así de simple.

-"¿Estás bromeando cierto?" preguntó -"No" respondí con mucha sencillez en mi palabras, porque esto me resultaba nada agradable.

-"¿Toda la vida has querido que yo te diga esto y ahora que te lo digo me respondes tan sólo con un maldito no?" Justin estaba comenzando a enojarse y a mí eso no me afectaba.

-"¿A caso no entendiste lo que te dije hace un momento? Soy la novia de Zayn y no voy a dejar a Zayn por ti".

Justin rodó sus ojos y bufó aburrido de escuchar mis palabras que probablemente para el resultaban tediosas.

-"Eres increíble Danna, deja de fingir que te sientes de lo mejor siendo la novia de ese idiota porque yo no te creo y nadie te lo creerá".

Justin sonaba muy seguro con cada una de sus palabras, pero lo único que está tratando de hacer es hacerme ver como a una tonta.

-"Si lo crees o no, ese no es mi problema, basta con que Zayn y yo lo creamos, lo demás no importa, además, yo no estoy pidiendo tu opinión, así que si me permites" Traté de caminar y dejarlo ahí pero de nuevo me detuvo.

-"Ya te bajaré esos humos de la cabeza que sé te están comenzando a subir nena" dijo muy cerca de mi rostro.

-"Haber Justin, si lo que te molesta es que yo te haya rechazado pues aguántate, ¿No que eres muy macho? Ahora, si tu pensabas que ibas a venir aquí a pedirme que fuera tu chica sólo porque si estás muy equivocado, nunca le digas a una chica que sea tu chica cuando lo que menos quieres es que sea tu chica".

Traté de zafarme de nuevo después de decirle esas palabras pero él me apretó más fuerte reteniéndome de nuevo.

-"¿A qué te refieres con eso que acabas de decirme?" preguntó con mucha intriga y quizás no entendió muy bien mis palabras.

-"Tú no quieres que yo sea tu chica, tu sólo quieres que siempre me abra de piernas como solía hacer lo antes cada vez que vengas aquí caliente a quitarte la calentura, ¿Porque a eso venías ahora no? Me lo dijiste hace un rato".

-"¿Ah eso crees? ¿Entonces qué debo hacer para que me creas que de verdad quiero que seas mi chica?".

Yo sonreí de lado y mi mente divagó por muchos pensamientos, tratando de dejar en claro esta vez como es un hombre de verdad.

NARRA JUSTIN:

-"Tu nunca podrás conquistar a una chica" esas palabras que Danna me dijo retumbaron en mis oídos y lastimaron mi orgullo de hombre de una manera que nunca creí que sucediera.

-"Así es Justin, tu nunca podrás conquistar a una chica porque no tienes los suficientes huevos para hacerlo, te falta ser muy hombre para conquistarte a una verdadera mujer".

La ira creció dentro de mí y la furia recorrió mi sangre al escuchar esas malditas palabras dando directamente en el blanco.

-"Soy muy hombre y si no me crees tan sólo recuerda las veces que te he hecho gritar de placer cada vez que te doy, jamás en tu vida vuelvas a decir que no tengo huevos y que soy incapaz de conquistar a una mujer porque no lo soy, las mujeres a mi me sobran".

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!