Capitulo 86.

39 1 0

Doc me explicó que él iba a encargarse de denunciar a Theo y todo aquel papeleo, ya que Angie estuvo de acuerdo en hacerlo. De ahora en más haría sesiones de terapia intensiva con ésta dos veces por semana, y la obligaría a seguir estudiando para distraerse. También haría que ella decida cómo manejar el tema del bebé: si Theo era denunciado, solo podría verlo semanalmente y ella debería hacerse cargo completamente.

Una vez que aclaramos todo, Doc me dijo una última cosa:

-Está viviendo sola y tú también. Háganse un espacio y vivan juntas.

Mientras iba caminando a su habitación para ver como estaba, iba pensando en Doc. Era increíble la capacidad que tenía para ayudar a las personas, como con su simple sonrisa de dientes amarillos, su calva y anteojos modernos te alegraba el día; y supuse que no solo a mí me pasaba.

Cuando llegué a su puerta, entré sin tocar. Suponía que ella no recordaría que yo la traje, y menos esperaría visitas. Cuando entré y la vi, un aire depresivo me invadió: estaba tirada en la cama, conectada a un montón de aparatos y dormida; y eso solo me recordó a Brenda. ¿Por qué todo me recordaba a ella? Empezaba a sentir otro nudo enorme en mi estómago y no pude controlarlo, así que dejé largar varias lágrimas pesadas mientras me abalanzaba a abrazar a mi amiga. Ella despertó al instante, aparentemente no estaba del todo dormida.

-¿Sam?-Dijo confundida.- ¿Qué estás haciendo aquí?

-Agradece que yo estaba en esa maldita plaza, sino ni sé dónde estarías.-Contesté separándome de ella y secándome las lágrimas.

-¿Tú me trajiste aquí?-Preguntó atónita.

-Sí. Pero no es eso lo que me preocupa ahora.- Me apresuré a añadir.- ¿Por qué nunca me contaste que Theo te pegaba?

-¿Por qué crees?-Replicó a la defensiva.- Me amenazaba con llevarse a mi hijo, y yo no quería eso. No es el mismo Theo que conocí, mis padres…

-Sé que no tienes padres. Como yo.- La interrumpí, y ella quedó perpleja.- Doc me contó todo, así que no hace falta que finjas más. 

-Que entrometido.- Contestó ella enojada y mirando hacia otro lado.

-¿Por qué nunca me dijiste eso, tampoco?

-¿Qué querías que te contara?- Respondió ella con los ojos empapados en lágrimas y la voz quebrada.- Que me abandonaron, toda mi vida viví en un orfanato y un familiar de Irak me manda dinero mensualmente. Conseguí mi apartamento luego de conocer a Theo, estudiaba y trabajaba y estaba feliz por una vez en mi vida. Era obvio que no iba a durar demasiado.

-En vez de decirte que siento mucho lo horrible que resultó tu vida, vengo a darte buenas noticias.- Dije decidida. Si quería ayudarla a salir del problema en el que estaba, no tenía que lamentarme con ella, tenía que ayudarla.- Vendrás a vivir conmigo, estudiaremos y seguirás trabajando. Cuando tu bebé nazca, yo seré la mejor tía que nunca tuvo, y tú la mejor mamá del mundo. ¿Entendido?

-¿Por qué haces todo esto por mí? No soy nadie en tu vida.

-Lo hago porque eres la única amiga que tengo cerca de mí, y te necesito como tú a mí.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!