Capitulo 71

53 1 0

El día siguiente a eso, Harry me invitó a desayunar. Fuimos a un Starbucks frente al Madison Square Garden, con una hermosa vista. Sin embargo, yo estaba distante de él y de todo lo que me rodeaba: no tenía energías para nada.

-¿Sam?-Dijo pasando una mano en frente mío.- ¿Me estas escuchando al menos?

-Lo siento.-Respondí débil. Lo miré fijo a los ojos y vi lo triste que estaba.- ¿Estás bien?-Pregunte con una falsa sonrisa.

-Me tienes algo así como… abandonado.-Contesto con miedo de que sus palabras fueran dolorosas. No me hirió, porque sabía que él tenía razón y hacía mucho tiempo no le demostraba gran cariño.

-Harry, con todo lo que está pasando…

-El día del hospital fue el último día que me dijiste que me querías.-Me interrumpió bajando la mirada, y esas palabras si me lastimaron. ¿Tan poco considerada fui con él?

-Harry, yo…-Empecé tomándole la mano, pero el volvió a interrumpirme:

-Sam, estamos en cinco de noviembre, dentro de quince días nos vamos de gira.-Me recuerda con una sonrisa triste en los labios y los ojos apagados.- No quiero irme y dejarte así de distante con el mundo. Cuando te conocí eras una persona activa, que me discutía a morir hasta cualquier tontería y tenía en claro sus sueños y objetivos. Ahora casi ni hablas, estas alejada de nosotros y te veo triste. Me rompe el alma verte así, Sam.- Termina de decir apretando más mi mano, y pude ver como sus ojos estaban cada vez más brillosos, y me dio miedo de que llorara por mí. En todo lo que me decía tenía razón, y me molestaba por parte de mí misma no estar del todo cerca de él y recordarle lo bien que me hace su compañía. Sentí una lágrima correr por mis mejillas, la sequé rápidamente y le dije:

-Lo siento.- Fue lo único que me salió, las pocas palabras que mi boca pudo articular. Harry se levantó de su silla y se arrodilló al lado mío.

-Pero aquí estoy yo, ¿sabes? Y no voy a dejarte solo porque no me peleas más.- Esas últimas palabras me hicieron sonreír, y rápidamente besé sus labios. Fue un beso lento y compasivo, como un abrazo que hacía mucho no recibía. Sin embargo, pensé que no sería malo tener algo más que solo un beso, y Harry me entendió cuando aceleré.

 -¿Mejor nos vamos?-Dijo con una sonrisa picarona. Yo asentí y nos dirigimos a mi departamento.

Al llegar, Harry se quiso tomar una ducha. Yo me recosté en mi cama viendo algo de televisión, y casi me quedo dormida cuando sentí la puerta de la habitación abrirse. Harry estaba en boxers y con una mirada realmente sensual. Su cuerpo cada día me llamaba más la atención: sus tatuajes y sus músculos me atraían intensamente. Rápidamente me enderecé y le hice señas para que se acerque: estaba segura y decidida sobre qué hacer. Lo tomé del cuello y lo besé como la primera vez: apasionado, lento y con amor; sentía que eso necesitábamos los dos. Rápidamente Harry comenzó a quitarme la ropa, sin dejar de besarme o darme besos en el cuello. Cuando quedamos los dos en ropa interior, dije:

-Tú también eres más atractivo en ropa interior.- Harry sonrió pícaramente y se puso en cuclillas arriba mío.- Te amo.- Le dije, y él continuó besándome.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!