Capitulo 19.

90 1 0

Apresurada, fui a mi habitación y, sinceramente, no tenía ni idea de que ponerme. Improvisar era lo que mejor me salía, pero con el tema de la ropa no lo era en absoluto. Ellas eran estrellas, siempre estaban arregladas y bien vestidas, y eso hizo que me pusiera bastante nerviosa. Luego de armar un desorden total en mi habitación, decidí ponerme esto: http://www.polyvore.com/salida/set?id=86746603. Sencillo, pero a la moda. Bajé rápido por las escaleras (pretendiendo llegar más rápido que esperar el ascensor), y ellas ya estaban en el auto. Subí por la parte de atrás y salude a todas con una sonrisa. En el camino al centro hablamos sobre cosas muy variadas: una pequeña discusión entre Liam y Danielle, Perrie explicó sobre su nuevo CD y algo de su nueva gira, y Eleanor contó que había discutido con su mamá y que estaba invitada un evento de modelaje muy importante. Yo solo les conté sobre mi remodelación, a lo cual se mostraron muy impresionadas sobre que yo me encargue de las cosas de la casa. Evite totalmente el tema de Harry, aún no quería hablar sobre eso. Sin embargo, el tema más marcado fue el de Danielle, ya que se mostró muy angustiada cuando nos contó. Minutos después llegamos al centro comercial. Recorrimos un poco los grandes y extensos locales (parecía que no se terminaban nunca de lo enormes que eran), compramos algo de ropa y sacamos muchas fotos. Eran todas divertidas, lo cual me hizo saber que, cuando las volvería a ver, reiría como lo hice ahora. Varias veces había fans de Little Mix y Perrie paraba a sacarse algunas fotos, firmar autógrafos o solo responder preguntas; era muy atenta, tal cual como los chicos. También había fans de los chicos que les pedían fotos a Eleanor, Danielle y también a Perrie. Ellas cedían, pero me di cuenta que en cierto punto era algo molesto. A mi claramente no me conocían demasiado, por lo tanto solo me cuestionaban sobre cómo estaban los chicos y demás. Muchas nos hicieron preguntas realmente extrañas, pero las chicas contestaban muy amablemente y risueñas ante todo. Claramente, ya estaban acostumbradas a este tipo de cosas. Luego de unos minutos de caminar por el segundo piso y desviarnos de las fans, una niña pequeña se me acercó sigilosamente y me dijo:

-Estas saliendo con Harry, ¿verdad?

Automáticamente, me puse muy nerviosa. En realidad no estábamos saliendo, sabía que responder, pero los insultos que recibí volvieron a mi mente; y los nervios me ganaron. Por suerte apareció Danielle y me salvó de la situación.

-Tenemos que irnos linda, pero a los chicos les encantará saber que te encontramos.-dijo con una sonrisa, yo la imité intentando parecer despreocupada; y la niña finalmente se fue. 

Justo en frente había un Starbucks, así que caminamos en esa dirección y nos sentamos en una mesa redonda alta con banquetas. Luego de hacer los pedidos, me di cuenta de que había llegado mi turno de hablar; sin embargo, las palabras no salían de mi boca. Fue Danielle, de nuevo, quién rompió el silencio y pudo hacerme hablar.

-No estés mal.-dijo en tono compasivo, mirando a las demás.-Son solo cosas que pasan, las fans solo quieren lo mejor para los chicos.

-¿Qué sucedió?-preguntó Perrie, inclinándose en el respaldo de su silla.

-Bien, yo les diré, pero bien desde el principio.-respondo decidida.

Ellas se pusieron en posición para escucharme y yo empecé. Les conté todo lo de esta mañana, empezando por lo de mi mamá en terapia. Mis ojos estuvieron un poco húmedos, pero me mantuve. Eleanor me tomo de la mano y me miraba, intentando decirme con sus ojos que todo iba a estar bien. Raramente, sentía el apoyo de todas mediante sus miradas.

-Lamentamos mucho lo de tu mamá, Sam.-dijo Eleanor con sus ojos un poco húmedos también. Parecía que ese tema realmente le afectaba, aunque no sabía bien por qué.

-Pero sabes que siempre estaremos contigo.-dice Perrie sonriendo compasivamente, y Danielle y Eleanor sonríen asintiendo. Sus palabras me hacían sentir acompañada, de verdad sentía que tenía verdaderas amigas.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!