Capitulo 12.

78 1 0

-Sam, hay un paparazzi.-dice preocupado, poniéndose la capucha intentando esconderse.

-¿Te importa que nos vean juntos?-digo cambiando mis facciones faciales bruscamente.

-No, no es eso.-contestó Harry escondiéndose cada vez más.-No quiero que inventen rumores sobre tu y yo, no quiero meterte en líos.

-Entonces si te molesta que te vean conmigo, ¿no?-contesto mientras la sangre en mis venas rugía de rabia, de nuevo.

-Sam, no entiendes.-dijo Harry intentando calmarme, aunque claramente no iba a lograrlo.

-¿Qué es lo que no entiendo, Harry?-contesto intentando controlar mi voz.

-No puedo explicarte ahora, es algo largo de entender. Mejor va…

-Bien, yo tampoco tengo tiempo para entenderte.-dije, y bajé del auto dando un portazo.

Todo estaba saliendo muy bien, era obvio que algo malo tenía que pasar. Evidentemente, no quería que lo vieran conmigo, sino hubiera dejado que bajemos juntos; sino, ¿qué otra excusa había? Y lo peor de todo es que no creía que le preocuparan mucho los paparazzi, sino que su real preocupación era una: Taylor. ¿En qué pensaba cuando supuse que entre Harry y yo había algo especial? Que estúpida.

Estaba abriendo las pesadas puertas del hospital al mismo tiempo que siento flashes y un brazo que me tironeaba.

-Sam, por favor…-Me di vuelta y vi a Harry, casi irreconocible por lo tapado que estaba-Quiero explicarte, solo déjame…

-Tengo que ver a mi mamá.-contesté fría soltándome de un tirón, y seguí mi camino.

Entré rápido al hospital, evitando sentir más flashes o más presión (no sabía que era peor), pero pretendiendo tener otro tirón de brazo y ver el rostro de Harry. Sin embargo, no recibí nada de eso, solo logré ver como éste se alejaba con su auto. ¿Tan cobarde era? ¿Tanto miedo le daba ver las críticas? ¿O simplemente la estúpida fui yo?

Mi mamá estaba en su habitual paz, leyendo un libro de cocina (a ella le encanta cocinar y más leer recetas o biografías de cocineros conocidos). Deje mis cosas y me desplomé a su lado. Sentía unas ganas de llorar incontrolables.

-Sammy, ¿cómo estás?-pregunta mientras besa mi frente.

-Cansada.-digo resoplando-Fue un día agitado.

-¿Qué hiciste? ¿Saliste? Te dije que me avises con quien…

-Vamos mamá, sabes que sé cuidarme.-respondo sonriendo dulcemente.-Me vi de nuevo con los chicos, One Direction, ¿recuerdas? También quedamos en…

-¿Y quién es el que te gusta?-me interrumpe haciéndome cosquillas.

-Mamá… Deja… Cosquillas no…-empecé a decir entre risas. Me ponía tan nerviosa que me hagan cosquillas, muchas veces hasta me dolía. Finalmente, cuando paró, dije:- ¿Por qué tiene que haber uno que me guste?

-Ríe incrédulamente.-Porque los vi en la televisión, son muy lindos, y uno tuvo que haber llamado tu atención. ¿No crees?-Termina de decir como si fuera algo totalmente obvio.

-Sonrío y me ruborizo un poco.-No, solo déjame en paz mamá.-Ella solo sonrío sabiendo en que estaba pensando.

¿Para qué demostrarle a mi mamá lo mal que me hizo esto último con Harry? ¿En realidad me dolía o ya era dolor acumulado? ¿O era simplemente bronca? ¿Era esto importante que tanto me preocupaba? Despejé un poco la mente y me concentré en mi mamá. Eso sí que me hacía bien.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!