Capitulo 42.

65 1 0

Nuestro momento se interrumpe cuando ya estaban empezando a salir las personas, cuando ya todo estaba terminando. Veo la hora en mi IPod y veo que eran las cinco: ¿tan rápido se había pasado todo? Me separo de Harry y busco a Liam y Danielle, que en realidad ya estaban bajando la escalera. Como perdí de vista a Harry, bajo sola y me lo vuelvo a encontrar abajo, aún bastante ebrio. Estaba saludando a varias personas, entre ellas muchas chicas: la rabia y celos surgían de mí. ¿Qué iba a pasar cuando quizás estemos en algo serio? ¿Quién dice que vamos a hacerlo? ¿En que estaba pensando? Harry me ve y me indica que salgamos por otra puerta, por donde no había nadie; haciendo que salga de mi ensimismamiento. Era extraño que no quisiera que nos viera nadie cuando en la entrada estuvimos juntos sin problemas, pero, sin cuestionar nada, nos encaminamos hacia esa puerta. Muchas personas me saludaban alegres, y finalmente volvemos al estacionamiento; veo la camioneta negra y subo. Harry sube por delante y se desparrama en el asiento, y apenas Liam lo ve, se muestra un poco enojado con él.

-Te dije que no tomarás tanto, Harry.-empezó suspirando.- ¿Todo el tiempo lo mismo? Si no te cuidas, con los chicos tomaremos ciertas medidas.

-¿Eh?-dijo Harry, perdido.

-Ni siquiera sabes en dónde estás, Harold.-dijo Liam, aún serio.-De todos modos Sam, eres libre de decirle lo que quieras, contestará cualquier cosa.-me dijo girando la cabeza, con una sutil sonrisa.-Con los chicos siempre lo hacemos, es divertido.

-Mira esto.-dice Danielle.-Harry…

-Mhmm…

-¿Qué es lo que sientes por Taylor?

-Nada.-soltó mientras se daba vuelta y se acomodaba un poco más en su asiento-Nunca sentí nada.

-¿Y con quien quieres estar?-siguió el juego Liam.

-Con Sam.-Esas palabras hicieron que mi mundo se diera vuelta. Con solo pensarlo, ya formaba una sonrisa de oreja a oreja, imaginarme al lado de Harry era algo que me producía muchísimas puntadas.-Pero si se lo digo, seguramente pensará que estoy jugando con ella, como con Taylor.-prosiguió.

-Mejor duérmete, Harold.

Danielle y Liam se regalaron miradas cómplices, y luego reímos. Fue genial que Harry haya dicho eso, me hizo sentir bien de verdad; sin embargo, hasta ahora no había dicho nada concreto sobre el beso, así que decidí obviar el tema. A los minutos ya estaba en el departamento, con mucho cansancio, y apenas subí solo me desparramé en la cama; pero había una sonrisa que no podía borrar de mi cara.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!