Capitulo 103.

43 1 0

El patio del hotel era más como un invernadero: árboles y plantas por doquier, flores coloridas y con muy lindos aromas, bancos de madera y a lo lejos una pileta más lujosa. Con Louis nos sentamos en un banco que estaba en frente de un árbol llamado “Paraíso”, que despedía pequeñas flores blancas.

Le di un sorbo al café y me sentí más perdida que nunca. El viento que había me pegaba fuertemente en la cara, y estrujé la manta aún más hacia mí. Tenía otro enorme nudo en mi estómago y no sabía cómo sacarlo, así que simplemente le pregunté a Louis si podía hacerlo de la manera más cobarde que existía.

-Louis, ¿puedo llorar?-Dije con la voz quebrada y los ojos tan vidriosos que veía a Louis borroso.

-Claro que sí, Sam.-Respondió éste y me abrazó antes de que yo empezara a llorar peor que anoche.

Lloré alrededor de diez minutos en el regazo de Louis: él solo se mantenía en silencio y me acariciaba el cabello mojado, con suavidad y paciencia. No era un silencio incómodo, sino uno necesario. Una vez que me calmé, me sequé las lágrimas y me enderecé, pude formular algunas preguntas en mi cabeza. En realidad, tenía tantas que no sabía por dónde empezar, así que fue Louis quien empezó la conversación.

-¿Qué es lo que quieres preguntarme, Sammy?

-¿Por qué?-Dije con un hilo de voz.- Simplemente el por qué.

-Sabes que yo no puedo decirte eso, porque es Harry quien debe hacerlo.-Respondió éste y dejó su café a un lado en el suelo.- ¿Sabes una cosa, Sam? Hace una semana aproximadamente, o quince días, Harry empezó a sentirse muy alejado de ti. Sé que no estás muy conectada con las redes sociales ni nada, pero mucha gente te fotografió con Max. Harry quería arrancarse hasta el cuero cabelludo, ya sabes cómo es él.- Sonrió en esa parte del relato, y no pude evitar hacerlo yo también aunque sea lo más triste que me hayan dicho.- Taylor y otras chicas, como Kendall Jenner por ejemplo, quisieron verse con él. Como tú no estabas aquí supongo que “aprovecharon” de Harry, y también lo fotografiaron con ellas. Harry empezó a salir más, tomar más… Hasta a fumar. No digo que yo no haga esas cosas porque, en realidad, yo también fumo de vez en cuando o hasta pruebo droga. Sin embargo, Harry no lograba mantenerse con el cable a tierra, ellas no son buena influencia para él, no son como tú. Cuando te vi entrar hace dos días en el departamento un alivio recorrió mi cuerpo… Tú si le haces bien a él. Y me alegra que estés aquí, pero me duele muchísimo ver como termino todo.   

Sin darme cuenta, estaba llorando de nuevo, pero esta vez no me sentí tan agobiada: sentía que por fin tenía respuestas. Louis suspiró cuando terminó y me abrazó por los hombros. Yo apoyé mi cabeza en su hombro y le contesté:

-Louis, yo no sé si te sucede con Eleanor, pero… Harry es lo único que necesito para ser feliz, y anoche me rompió el corazón cuando me dijo que me engañó todo este tiempo. Me trató de estúpida, y nunca me sentí tan usada. Pero, ¿sabes que es lo peor? Que aún lo amo como si nada hubiera pasado.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!