Capitulo 72

53 0 0

Brenda murió cinco días después. Fue una noche que estábamos todos juntos cenando en un restaurante cerca del Big Ben, muy divertido y entretenido. Doc me llamó y me dijo:

-Te necesito en el hospital.

Sabía que algo malo pasaba porque su voz lo delataba, y no quise desesperarme para no entrar en pánico total. Harry me llevó hasta allí con los chicos en otras camionetas detrás. Bajé apresuradamente, sin dar créditos a los gritos de Harry que me decían que espere. Me dirigí hacia la habitación de mi mamá corriendo, y llegué agitada para ver justo como Doc salía de allí.

-Lo siento mucho.

Fue lo único que dijo, besó mi frente y me dejo paso libre para que entrara. Abrí la puerta ya llorando y la vi tirada en la cama, pero desconectada de todos los aparatos. Me abalancé a abrazarla con todas mis fuerzas, llorando sin control y rogándole que vuelva. Aunque sabía que no volvería. Harry entró corriendo precipitadamente a la habitación y me quitó por la fuerza viendo que no podía más. Cuando logró sacarme afuera, vi a todos los chicos (incluida Perrie, Eleanor y Sophia) llorando o lamentándose entre ellos. No quería que me vieran así, simplemente quería correr y no volver nunca. Pero también sabía que eso no pasaría.

Días después de llorar inalcanzablemente y tratar de encontrar algún sentido a todo esto, Doc me mandó por correo una pequeña nota que Brenda había escrito para mí el día antes de morir. Me negaba a leerla en un principio, no quería sufrir más ni tener que recordarla, pero Niall me dijo que eso era una falta de respeto hacia ella; y a duras penas y llorando la leí.

Sam: Por favor, nunca dejes de soñar. Nunca permitas que nadie te impida hacer eso. Ríe, ama y sueña a lo grande. Porque recuerda: lo más lindo que hay en la vida es ella misma, y si no la aprovechas a lo grande no tendrá sentido. Mi vida si la tuvo, mi sentido fue tenerte a ti y verte crecer. Te amé con todo mi corazón y lo seguiré haciendo desde allá arriba. Déjale saludos a Harry, a los chicos y en especial a Niall. Es una orden mía que te cuiden por mi parte.

Te quiere,

Mamá. 

Leer eso hizo que me transformara: si me la pasaba llorando, triste y deprimida, mi vida por supuesto que no tendría sentido. Ella luchó hasta el último momento por mí, y de ahora en adelante todo lo que hiciera en mi vida lo haría por ella. Porque se lo merecía, porque se ganó mi mundo.

El funeral fue ese mismo día. Asistieron todos los chicos, las chicas (incluida Danielle), la mamá de Harry y la de Niall. Fue algo corto: una misa rápida y luego algunas palabras mías. Me acerqué al ataúd, dejé una flor y solo dije:

-Gracias por ser mi héroe. 

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!