Capitulo 28.

67 1 0

Para ser sincera, no tenía ganas de ir de Zayn. Estaba cansadísima, había estado todo el día fuera de casa: encuentros con mi mamá y Harry; y mi autoestima quizás no era el mejor a causa de todo eso. Más que nada, no quería ni pensar en mi mamá, en completar la planilla, en mi papá, en nada. Sentía que todo eso era un problema, y no tenía ganas de afrontarlo. Solo quería acostarme y no levantarme nunca; pero Perrie me pidió especialmente que vaya, y no les cancelaría solo por no tener ganas.

Me doy una ducha rápida, me abrigo lo más que me permitió mi cuerpo, y salgo para el departamento de Zayn en taxi, ya que llovía torrencial. Cuando llego al edificio, la lluvia cada vez se largaba más fuerte, en cualquier momento arrasaba con todo. Bajé rápido, cubriéndome la cabeza con los brazos, y me encuentro con el oficial de la entrada. El señor muy cómodo estaba debajo de la lluvia con un paraguas; sin embargo, no me ofreció algo de su refugio y yo aún me mojaba. Entre mi enojo porque no me dejaba pasar (pensaba que era una fan) y la lluvia que hacía que este de nuevo empapada, mi humor solo empeoraba. Luego de discutir unos inalcanzables minutos, doy un paso hacia el hall donde estaba el portero cubriéndose, indiferente. Toco dónde dice “Malik” y, la voz vagabunda de Zayn responde.

-¿Quién es?

-¡Zayn! ¡Soy Sam, dile que me deje pasar, me estoy empapando!

-¡Derek! ¡Te dije que si llegaba una chica la dejes entrar! ¡Pasa rápido Sam!

Automáticamente, a duras penas, el oficial me abre la puerta y entro rápidamente. Para terminar nuestro encuentro, digo de la manera más fría y burlona que pude:

-Gracias por su ayuda.

Subo por el ascensor, maldiciendo. Detestaba maldecir, me convertía en una persona muy odiosa; pero la histeria en casos extremos me gana. ¡Me empapé solo porque el muy idiota pensaba que era una fan! Al llegar a la puerta del departamento de Zayn, me sacudo un poco y toco. “¡Pasa!” me grita la voz de Perrie, un poco temblorosa y quebrada. Entro y me sorprendo por lo grande y extenso que era el lugar: tenía un gran sillón negro en forma de L que parecía ser muy cómodo, una mesa larga de madera y un balcón que daba a la ciudad. A un costado había una puerta que daba a la cocina y otra que daba a un pasillo largo, donde estaban las habitaciones y los baños; todo era de madera oscura, parecía ser muy moderno. Perrie estaba sentada en el cómodo sillón comiendo palomitas de maíz mirando “Titanic”, con los ojos bastantes llorosos, seguro había estado llorando. Me acerco para saludarla.

-Odio llorar con estas películas.-dice riendo y secándose las lágrimas con un pañuelo.

-No te preocupes.-respondo riendo también, y me siento a su lado. En eso, Louis y Liam salieron de la cocina al escucharme.

-¡Sam! Qué bueno que estas aquí, Zayn y Niall fueron a comprar comida y no sabemos cómo contener a la pobrecita de Perrie…-dice Louis luego de darme un cálido abrazo, en forma burlona mirando a Perrie, que ya había dejado de llorar.

-Cállate Louis.-contesta ella lanzándole un almohadón.

-Ven Louis, quiero que acomodes el desastre que hiciste en el cuarto de Zayn.-lo reprocha Liam, yo solté una carcajada.

-Lo sé Sam, es insoportable.-responde Louis, y ambos se dirigen hacia las habitaciones. Con Perrie nos quedamos mirando la película, y en lo poco que logré ver no se me cayó ni una lágrima: ¿tan insensible era?

Al rato, Niall y Zayn por fin llegaron. Se alegraron al verme, como siempre hacían, lo cual mejoró mucho mi pobre humor. Sin embargo, no había señales de Harry, lo cual hizo que, como si mi estado de ánimo fuera una montaña rusa, me vuelva a sentir algo triste.

-No pienses que es comida comprada.-dice Niall mientras entraba en la cocina.- ¡Vengan a ayudar!

-Ven Sam, a menos que quieras caer en una total depresión.-dice Louis reapareciendo, mientras esquivaba otro almohadón de Perrie.

-¿No te enojas si voy, no?-le pregunto a ella antes de levantarme.

-Perrie ríe y se seca otras lágrimas.-Claro, ve.

Le regalo una sonrisa y me levanto para ir con los demás. Antes de cerrar la puerta de la cocina, vi que Zayn se acomodaba con ella en el sillón, muy cariñosos. Qué envidia.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!