Capitulo 95.

41 1 0

-Sí, la verdad es que falta muy poco para Navidad.-Digo nerviosa, mientras Angie me codea mostrándome la no interesante revista que leía.

-¿Te juntarás con tu tío Smith o algo?-Preguntó Niall del otro lado de la línea.  

-Aún no lo sé.-Respondo, y Anne llega con los pasaportes en la mano y me entrega el mío.- ¿Ustedes que harán?

-Supongo que estaremos en el hotel, y luego alguna fiesta o algo…

-Suena bien.-Digo poco convencida, sabiendo que él tampoco lo está.

-Me gustaría estar con mi familia, en realidad.-Responde éste con nostalgia.-Ahora tenemos días libres y estamos todos algo deprimidos… Creo que ya lo notaste en Harry.

-Lo noté más en Zayn, cuando hablé con él ayer.-Respondo mientras las tres personas a mi lado se levantan y agarran sus valijas, señal de que yo haga lo mismo.- Niall, tengo que dejarte, Angie me necesita en el baño.

-Dile que le mando un beso.-Dice Niall algo tímido, y pude imaginar cómo se sonrojaba.

-¡Hey!-Exclamo sonriendo, en este paso ya estábamos por abordar.- ¿Tú y ella…?

-Sam, no seas ridícula.-Dice éste en tono de reproche.- Esta embarazada.

-¿Y qué?-Digo alzando una ceja, aunque él no me viera.- Necesita a alguien como tú en su vida.

-Ya basta, solo dile eso y cuídate tú también.

-Adiós Niall.-digo luego de reír.

Justo cuando colgué, la azafata toma mi pasaje y me indica que entre al avión. Me gustaba molestar a Niall con Angie, hacía varios días que la nombraba, y me parecía que harían linda pareja. Sin embargo, despejé mi mente de eso cuando Angie me codea, de nuevo.

-¿Estas bien?-Pregunto al ver su pálido rostro.

-Estoy nerviosa, nunca subí a un avión.-Contesta ésta.

-Todo estaré bien, vamos.-La alienta Anne apareciendo detrás de nosotras con una sonrisa. Era exactamente igual a la de Harry.

-Yo me sentaré contigo, no te preocupes.-Dice Gemma tomando su mano.

-Tenemos asientos de cuatros personas, no sean paranoicas.-Digo y todas ríen animadamente.

Todas estábamos felices: Angie visitaría por primera vez otro país que no sea Londres y conocería a los chicos (no se mostró nerviosa, sino realmente emocionada), Anne y Gemma verían a Harry, y yo… Vería a la persona que más amo en el mundo y a mis mejores amigos. Extrañamente, en estos últimos días aprendí a superar mejor la muerte de mi mamá: la extraño, cada día que pasa lo hago, pero estoy aprendiendo a lidiar con ello; entonces me sentía en paz.

El vuelo fue extremadamente largo. No recordaba que mi primer vuelvo cuando fui a Londres fuera de esa forma. Nos ofrecieron mucha comida, entretenimiento y demás, pero no veía la hora de llegar. Y sospeche que era por eso: por la ansiedad que tenía.

Finalmente, cuando llegamos a Los Ángeles, los nervios se apoderaron de mí. Por supuesto, no fuimos a la parte pública del aeropuerto de LAX, sino que fuimos por una puerta privada. Si alguna fan nos reconocía, los chicos se enterarían de que estamos aquí, y toda la sorpresa sería para nada. Una van negra nos condujo hacia el hotel de los chicos, y durante el viaje, aproveché para mirar la maravillosa ciudad en la que me encontraba: el calor, las personas caminando por el centro, los carteles luminosos, los paparazis yendo de acá para allá… Todo era admirable. Angie no podía ni siquiera cerrar su boca de lo encantada que estaba con todo.

-Sam, no sé tú, pero yo recorreré cada centímetro de esta ciudad apenas me baje de este maldito auto.-Dijo aun mirando por la ventana, y Anne rió a carcajadas.-Lo digo enserio.- Agregó mirando a Anne, y luego ambas rieron.

-Mamá, ¿qué hacemos ahora?-Le preguntó Gemma a Anne, que estaba en el asiento de adelante.

-Tú y yo iremos a saludar a Harry primero, que está en el gimnasio solo.-Contestó Anne.- Sam, los chicos están en la habitación de Louis. Llevaré a Harry a su habitación luego de un rato para que se vea contigo. Él no sabrá que estas aquí.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!