Capitulo 6.

91 1 0

Los chicos saludaron a las chicas, cada uno con un pequeño beso a sus respectivas novias, por lo cual pude entender cómo eran las parejas. Harry aún iba detrás de mío con Niall. Ambos se adelantaron, Harry besó notablemente a la chica rubia, y Niall solo hizo un saludo general. Al ver la escena de Harry y “la rubia”, otro revoloteo ocurrió en mi estómago, pero esta vez desagradable. 

Todas me miraban asombradas cuando me veían, lo cual es lógico, ya que yo no tenía nada que hacer ahí. Liam se encargó de presentarme, haciendo sonar su garganta para que todos se callaran.

-Oigan, ella es Sam.-dice mientras extendía un brazo hacia mí para que me acerque.-Se encontró con Niall en el hospital ayer, cuando el pobre de nuestro querido Zayn sufrió una herida en el tobillo.-termina de decir mirando a Zayn, mientras él solo se hacia el inocente.

-Realmente es muy graciosa Ele.-dice Louis echando una mirada a la chica que había a su lado y luego a mí.-Hasta planeamos algunas bromas para hacerle a Paul.- Todos rieron energéticamente, excepto la rubia, que ya se me estaba haciendo conocida de algún lugar.

-Hola, soy Sam, un gusto.-dije con una sonrisa mientras me sentaba al lado de Niall.

-Bien Sam, ella es Eleanor, mi novia,-empezó Louis señalando-ella es Danielle, novia de Liam, y ella es Perrie, novia de Zayn.

-Es un placer.-dijo con una sonrisa Danielle.

-También nuestro.-dijo Eleanor mientras cambiaba miradas con Perrie.

-Y ella es Taylor.-dice Harry mirando a los chicos lanzándoles miradas asesinas, mientras ellos se hacían los sorprendidos de que se habían olvidado de ella.

Al decir el nombre Taylor, todo cerró en mi mente. Ella era Taylor Swift, una cantante de country. Nunca me había gustado su música, pero siempre supe que era muy famosa y conocida por muchas personas. Aparentemente, no era muy querida en esa mesa, ya que nadie se molestó ni siquiera en nombrarla.

-Sí, hola.-dijo Taylor sin despegar la mirada de su teléfono.

Yo solo desvié la mirada hacia otro lado. A los minutos, hicimos nuestros pedidos. Cada uno hablaba un poco, sobre cosas cotidianas, el nuevo disco de los chicos, el trabajo de Danielle, entre otras cosas. Por suerte yo participé mucho en la conversación, di mis opiniones, y todos se mostraban interesados en escucharme. De todos modos, cuando digo “todos se mostraban interesados en escucharme” me refiero a cualquier cosa que tenga oídos excepto Taylor y Harry, que hablaban ellos solos, apartados de todo tipo de conversación. Un gran odio y desprecio surgía de mí como si fuera fuego que me quemaba las venas. Sin embargo, los demás si estaban entusiasmados en hablar conmigo y sentí que no me esforcé en socializar, quiero decir, fui yo misma desde el principio; así que hice a un lado a Harry y Taylor, y mis preocupaciones sobre que estar ahí era un error se esfumaron de pronto.

Como era de esperar, me preguntaron sobre mí, lo que me gusta hacer y lo que no, si trabajo o estudio, y por qué estoy aquí.

-Oh, pues…-empecé algo insegura-Mi mamá tiene una grave enfermedad, y tuvimos que mudarnos aquí para encontrar un cura.

Automáticamente todos se pusieron algo incómodos, y Harry dejo de murmurar cosas con Taylor y fijo su mirada en mí y ella, obligada, hizo lo mismo. Decidida, seguí hablando, intentando evadir los nervios que me daba hablar sobre ese tema. Expliqué todo con cada detalle, sobre lo de mi madre, sobre que quiero estudiar profesorado de inglés y sobre que necesito trabajo. Todos se mostraron muy atentos, sin interrumpirme, y sus caras se tornaban en algo que reconocí rápidamente. Me di cuenta de que yo solo exponía lastima, y era lo que menos quería. Así que me apresuré en aclararlo.

-De todos modos, estoy en Londres, ¿no?-digo enderezándome en la silla, sonriendo-Seguro las cosas mejoraran dentro de poco.

-¡Claro!-exclamo Zayn, mirando a Perrie (que le dirigió una mirada de complicidad, como si supiera que esta por decir)-Y ahora tienes nuevos amigos.

-Bienvenida, Sam.-dice Niall dándome unas palmaditas en el hombro. Todos sonrieron asintiendo, mostrándose de acuerdo con lo que había dicho Niall. Yo sonreí agradecida, realmente se sentía bien ser aceptada tan rápido en un grupo. Justo ahí llego el desayuno.

Al rato, cuando todos terminamos de desayunar y reírnos un rato más, nos fuimos levantando de la mesa y salimos a la calle del frío Londres. Eran casi las 10, yo tenía que ver a mi mamá a la 13. Louis, Liam y Zayn se fueron con sus respectivas novias a diferentes lugares, pero antes todos me saludaron muy amablemente diciendo que querían verme de nuevo. Quedamos en hacer algo el viernes, así que intercambiamos números para confirmar en los días siguientes. Pero antes de seguir su camino a la camioneta, Louis frenó abruptamente:

-¡Sigue pensando en bromas o burlas para Paul, Sam!-gritó agitando una mano. Eleanor largó una carcajada y lo empujó para que finalmente suba, ella se volvió a despedir con un gesto de la mano y también subió.

Automáticamente después de eso, Niall dijo que se vería con Josh, el baterista de la banda. Me saludó alegremente y antes de irse dijo:

-Lo hiciste bien, todos te aman, y también tu sentido del humor.-Yo sonrío y él también lo hace.

-Gracias, yo…

-Y lamento decirte esto, pero Harry te llevará.-Me interrumpe mirando hacia abajo, como si lo que dijo haya sido terrible- Josh tiene que llegar rápido para tatuarse.

-¡¿Harry?!-grito, y me di cuenta de que Harry me oyó y baje exageradamente la voz-: ¿El, Taylor y yo?

-Vamos Sam, solo ignórala.-repone Niall decidido.

Lo único que hice fue mirarlo asesinamente, él río y empezó a caminar hacia la camioneta, que tocaba bocina impaciente, tirando besos al aire. Se hacía el gracioso, pero yo quería matarlo. Ese triángulo entre Harry, Taylor y yo no era nada agradable, más que nada por qué sabía claramente que Taylor no me quería ni un poquito y, por supuesto, yo menos.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!