Capitulo 63.

58 1 0

Sonreí inexplicablemente cuando oí a Harry decir eso: era perfecto en todo sentido, y me resultó extraño no encontrar en él algo que, en ese momento, me molestara.

Una vez que llegue a la cocina, me di cuenta de que Niall nos había reunido ahí para hablar en privado sobre un tema del que él seguro ya sabía (Liam y Danielle); ya que cuando entré, los vi casi discutiendo.

-¿Qué está pasando?-Pregunto nerviosa, con miedo de ver a Liam estallar.

-Pasa que Danielle está aquí Sam, y Liam no se molestó ni en hablar con ella.-Contesta Niall enfadado.

-¿Qué quieres que haga?-Responde Liam casi gritando, y al darse cuenta del tono de su voz continúo más bajo-: ¿Decirle lo de Sophia así como así?

-¿Sophia?-Exclamo abriendo los ojos de par en par. Aquí aparecía “el tercero”.- ¿Quién es ella?

-Es… Algo largo de explicar, Sam.-Dice Liam sentándose en la mesada, mientras Niall sacaba las cosas para hacer el pollo.- Iba a explicarlo hoy, pero ella está aquí y no quiero hacerlo.

-Se irá temprano.-Digo recordando que, antes de que todos llegaran, Danielle me había dicho que quería acostarse temprano porque mañana tenía que ensayar un complicado baile para The X Factor.

-Liam, mejor ve con los chicos.-Dice Niall intentando parecer tranquilo y relajado.- Esto solo causará sospechas.-Seguido a eso, Liam se retira y Niall continúa-: Tú lo sabías, ¿no?

-Claro que sí.-Respondo quitándole de la mano el cuchillo con el que intentaba cortar en trozos el pollo.- Por eso Danielle vino antes, me contó todo.

-Nosotros ya lo sabíamos, pero Liam quería que habláramos todos.

-Me parece bien.-Respondo despistada.- ¿Por qué no nos quitamos esta tensión de encima y empezamos a divertirnos?-Propongo con humor escuchando que Niall resopla cansado, y logró sacarle una sonrisa.- Ya puse el pollo en el horno, ustedes se encargarán de las papas.

-Mejor voy por los chicos entonces.-Contesta Niall animado, y antes de irse me abraza.- Tú sí que sabes ser una buena amiga, Sam.-Me dice aún abrazados, y yo sonrío complacida.

Más tarde, Harry y Louis cocinaron las papas y yo los observé largo rato sentada en la mesada mientras los demás estaban en el comedor poniendo la mesa o charlando. No podía despegar mi mirada de su sonrisa, sus rulos, sus ojos, sus hoyuelos, su todo. Era fantástico escuchar su risa, verlo divertirse con su mejor amigo, verlo feliz y olvidarme de todo.

-¡Tómanos una foto, Sam!-Exclama Louis dándome su IPhone entremedio del desastre de las papas y haciéndome salir de mi ensimismamiento. Yo la tomo y se lo devuelvo. Luego sacaron el pollo del horno y pusieron las papas. Harry me observó fijo unos momentos, y Louis dijo-: Bien, momento en el que debo irme.

-No me has besado desde que llegué, ¿notaste eso?-Dice Harry acercándose a mí.

-¿Es obligación que lo haga?-Respondo acercándolo más a mí y rodeándole el cuello con mis manos. Él sonrío pervertido, con esa sonrisa de costado que él solo tiene.

-El hecho de estar así me demuestra que sí quieres hacerlo.-Contesta Harry susurrando, y no pude evitar besarlo. Era hermoso ese sentimiento que producía dentro de mí.- Te lo dije.- Dice luego de besarnos unos segundos. Yo sonreí y volví a besarlo. Sentía ese fuego dentro mío, esas ganas de tenerlo siempre cerca de mí. Nos separamos un poco y le sonrío estilo corta despedida, para sacar las papas y llevarlas al comedor; Harry toma la bandeja con el pollo y me sigue.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!