Capitulo 70

55 1 0

A la hora vinieron los chicos a verme de nuevo. No me alcanzaban las palabras para agradecerle a Louis y Niall por haberme donado sangre, no sabía que más decirles. Ellos simplemente dijeron que les sintió bien hacer algo bueno por alguien y más por mí. También les agradecí por los regalos, y aproveché para llamar a las chicas para decirles lo mismo. Harry seguía ahí conmigo, y se notaba que estaba exhausto: ojeras, dolores corporales por dormir tan mal y cansancio. Liam básicamente lo obligó a irse, darse una ducha y que descanse algo.

-¿Estás segura?-Me preguntó sin estar del todo convencido. Pero era obvio, él necesitaba despejarse un poco. Asentí con energía y Louis dijo:

-Está en buenas manos. 

-No me tardo.-Respondió mirándome solo a mí, como si no existiera nadie más que él y yo en la habitación. Le sonreí y finalmente se fue.

Esa semana me la tome de descanso por enfermedad. Doc me dijo que necesitaba bajar el ritmo de mi vida un poco, y pensé que no ir a trabajar por una semana haría bien. Continué yendo a Cambridge y a la tarde normalmente iba a ver a mi mamá. Me tomé con calma el hecho de que ella quiera morirse. No lo admitía, pero era lo que en realidad quería: irse a descansar en paz. La disfrutaba lo más que podía, y exprimía todo lo que podía decirme, así me guardaba esos recuerdos por siempre conmigo. Los chicos iban a verla seguido, y cada vez que podía Harry me acompañaba a verla también. Sin embargo, estaba algo deprimida: sabía que no faltaba mucho para que mi mamá muera, porque la operación no iba a realizarse por decisión de ella, y no quería no tenerla más conmigo. Muchas noches lloraba intensamente por pensar en no tenerla conmigo, superar la muerte de una persona tan cercana era algo que yo creía insuperable. También me ponía mal el hecho de que los chicos se vayan de gira, y mi soledad aumentaba cada vez más. Así que mi ánimo normalmente era bastante bajo, y no tenía el mismo humor de antes.

Un día, apenas comenzaba noviembre, fuimos a comer de Liam. Harry no había podido ir porque estaba en el cumpleaños de su tía abuela, él se negó rotundamente a ir pero Anne lo obligó hasta que cedió. Niall me llevó hasta mi departamento, pero antes de bajar me tomó del brazo.

-No estás bien.-Dice mirándome a los ojos, y los suyos azules me penetraron.

-Si lo estoy, es solo que me siento cansada.-Respondo tratando de evadir el tema.

-No, no lo estás.-Insiste.- Te conozco, y no estás bien.

-¿Y cómo quieres que esté?-Le grité, sacando todo lo que tenía dentro.- ¡Mi mamá quiere morirse, morirse, ustedes se irán de gira y yo estaré sola, sola!

Seguido a eso, rompí en llanto como no hacia hace mucho. Niall me abrazó tan fuerte que en un momento pensé que me iba a exprimir los pulmones. Necesitaba ser sincera con alguien en ese momento, necesitaba que alguien me escuche y me entienda. Más que nada, necesitaba sacar todo eso que tenía dentro de mí y no tenerlo nunca más. Pero era imposible

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!