Capitulo 94.

38 1 0

En realidad no le veía la importancia a quien pagaba el pasaje, no entendía por qué Anne y Gemma se preocupaban tanto. Sin embargo, cuando llegó nuestra comida, olvidé por completo ese tema. Conversamos mucho, y me gustó que Angie se lleve bien con ellas, ya que haríamos un viaje sorpresa juntas. Nos llevaron a nuestro departamento a eso de las once, y yo no podía más del cansancio.

Ya habían pasado casi quince días de aquel día. Parece tan lejano… Pero tan solo fue hace un par de largos días. Cosas muy interesantes no ocurrieron, supongo.

Nos dieron, por fin, vacaciones en Cambridge. No volveríamos a empezar hasta marzo del año entrante, y me sentí aliviada por eso. Muchas cosas pasarían en esos meses: los resultados de The X Factor, el nacimiento de Tom, la vuelta de gira de los chicos… Eran tantas que no quería imaginármelas tan pronto.

También me dieron vacaciones en el trabajo. Los alumnos terminaban las clases, y los maestros no teníamos nada más para hacer en el colegio. Nos dieron un bono navideño (el cual consistía en bastante dinero) y nos despedimos hasta el año siguiente.

Tuve más relación con mi tío Smith y su familia. Una noche vinieron a almorzar y conocieron a Angie (Stephanie habló con ella y no conmigo) y varias veces volví yo a ir a su casa. Angie me acompañaba en ciertas ocasiones, como también iba sola. Me gustaba tenerlos a ellos de compañía: Claire siempre me mantenía entretenida hablando sobre cualquier cosa, Smith me compraba cosas o hasta me llevaba al centro comercial, y Jack no paraba de decirme que es mi fan número uno por bailar en The X Factor, ya que a él le encanta. Con todos tenía una espléndida relación, excepto con Stephanie: directamente ni me hablaba. En realidad, tampoco me importaba, ya que varias veces intenté volver a hablar con ella y ni siquiera se inmutó en contestarme. Así que no le prestaba atención alguna.

Con los chicos, como siempre cuento, nos mantuvimos en contacto. Sobre Harry… Bueno, nos cortamos bastante tiempo. Por casi una semana no hablamos, y me molestaba por parte de mi misma no agarrar el teléfono y no llamarlo. El orgullo mayormente me ganaba y me decía: “Si le importas él lo hará”, como también me decía: “No seas estúpida y llámalo”. Finalmente él llamo en esa ocasión, y no nos comportamos naturalmente. No sabía que le pasaba a él ni que me pasaba a mí: estábamos como distanciados. Sin embargo, estaba segura de que cuando nos veamos todo iba a mejorar.

Aunque, ya sospechaba por qué podía ser su distancia: Max. Había aceptado salir con él como amigos solo una vez, y simplemente me llevó a un bar a tomar algo. Me divertí, pero varias fans nos tomaron fotografías. Claramente, ni Harry ni yo queríamos afrontar ese tema hablando por teléfono, y yo decidí hacerlo apenas esté en Los Ángeles; aunque él no lo sepa. Tampoco había mucho que hablar: solo decirle que me invitó a tomar algo, a menos que él imagine cualquier cosa.

Aunque no estaba segura de que podía pasar. 

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!