Capitulo 100.

40 1 0

Todo era sumamente extraño desde que decidimos salir a aquel boliche: Harry fumando, muy seductor y representando ser un chico malo. ¿Acaso estaba pasando algo que yo no notaba? Seguí los consejos de Angie y me dejé llevar: solo por esta noche, me divertiría al máximo.

Angie y Niall nos dejaron a los chicos y a mí con la camioneta de éste en “RockStar Hollywood”. Apenas bajamos, millones de paparazis nos tomaban fotografías y nos llamaban. Harry, como caballero que es y siempre fue, me tomo de la mano y Louis de la cintura por detrás para protegerme. Cuando entramos, sentí un enorme alivio de no tener que ver más flashes; aunque aún los sentía en la retina de mis ojos. El lugar estaba repleto: mujeres bailando, hombres bebiendo y demás gente sentada en los sillones con mesas ratonas alrededor del lugar. Visualicé un sector vip, y deseé con todas mis ganas estar ahí: no había demasiada gente y aparentaba estar más tranquilo.

Liam se encontró con Andy, uno de sus mejores amigos, bailando en un costado de la pista con dos chicas y tres hombres. Los chicos se saludaron con las personas de su respectivo sexo y Harry me presentó con ellos. No tenía ni idea de quienes eran, pero no parecían mala junta. Apenas nos dirigimos a saludar a las dos mujeres, éstas se abalanzaron a abrazar a Harry. Le pidieron fotos y éste cedió fácilmente, aun teniendo mi mano sujeta a la suya. Cuando quise yo saludarlas, estas me ignoraron y continuaron con sus pasos de baile. Seguramente eran putas, y no era difícil darse cuenta. Antes de poder reprocharle a Harry, una mano tocó mi hombro: era Gemma, y me alivio muchísimo encontrarla.

-“Amigas” del dueño del lugar.-Me gritó encima de todo el bullicio.- ¡Arráncale los pelos si se meten con mi hermano!

-Lo haré.-Respondí con una sonrisa, y entré a reír cuando vi la cara de Harry.- ¿Qué?-Le pregunté.

-¿Les vas a arrancar los pelos?

-Posiblemente.-Contesté, Harry sonrió y me beso. Sentí la mirada de todos encima de mí, así  que me separé.-Buscaré unos tragos, no me tardó.-Harry asintió y yo me dirigí a la barra.

En el camino, muchos fotógrafos me pedían que me saque fotos. Eso solo me ponía incómoda, ya que querían fotos de mi sola; y sabía que eso no era para nada bueno. Cuando un grupo de personas se acercaban a hablar amablemente y luego pedían una fotografía si cedía, pero si era con otra intención, no.

Al llegar a la barra, pedí dos shots de Tequila. Cuando ya los tenía en mano y estaba dispuesta a buscar a los chicos, una persona me empuja y hace que tiré uno al piso. Al levantar la vista, vi a Taylor. Mi cara de sorpresa fue tanta que sentí que se me caía la mandíbula. ¿Qué hacia ella aquí? 

-¡Disculpa!-Gritó tambaleándose. Estaba ebria, y aun así sabía que no lo decía con honestidad.- Nunca, jamás, quisiera hacerle caer un Tequila a la novia de Harry Styles.

-No es nada.-Respondí rodando los ojos, di media vuelta con intención de irme pero el brazo de Taylor me frenó.- ¿Qué quieres?-Pregunté groseramente.

-Que cuides a tu supuesto novio.- Dijo ésta presionando muy fuerte mi brazo. Me estaba doliendo y tenía miedo de que quede un moretón.- Mientras tú estabas sola y abandonada en Londres, él estuvo aquí y salió muchas veces conmigo. ¿Qué acaso no ves internet?  

-Ya déjame en paz.-Dije soltándome de un tirón y finalmente me fui.

Sentía la furia correr por mis venas: ¿acaso eso era verdad? Si Harry había estado saliendo con ella y no fue capaz de decirme, lo mataría. Si ninguno de los chicos me lo dijo tampoco, creo que también los mataría; aunque en realidad ellos no tenían la culpa. Al llegar al lugar donde estábamos antes, encontré a Zayn hablando con Gemma. Apenas me vieron, sus rostros cambiaron repentinamente: pude notar la tensión en ellos.

-¡Sam!-Gritó Zayn diciéndome con señas que me acerque.- ¿Estas bien?

-Estas algo pálida.-Dijo Gemma. Quizás el maldito encuentro con la maldita de Taylor me hizo mal.

-Estoy bien.-Respondí cortante.- ¿Dónde están los demás?

-Arriba en el vip, ¿vamos?-Preguntó Zayn y yo asentí.

-Me quedaré aquí abajo, buscaré a… Olly… ¡Sí! A Olly, creo que está aquí.- Dijo Gemma nerviosamente. Algo pasaba y yo simplemente actuaba como una idiota.

-Está bien, vamos Zayn.- Dije tironeándolo para subir las escaleras e ir al vip.

El guardaespaldas de la puerta de entrada del sector vip saludó a Zayn alegremente y nos dejó entrar. Aparentemente ya lo conocía, y me sentí muy estúpida cuando me di cuenta de que es un integrante de One Direction: boyband mundial.

El lugar se encontraba tan tranquilo que me relajé de inmediato: solo unas pocas personas tomando tragos muy elaborados y sentada en mesas altas redondas. Había una sola barra con tres personas trabajando en ella, y la luz era tan tenue que casi no se veía nada a excepción de las lámparas de luz verde que había en las mesas. No había nadie tomando fotografías, y eso me devolvió el alma al cuerpo. Con Zayn encontramos a los chicos en una mesa del centro y nos dirigimos hacia allí: Louis estaba riendo fuertemente con Liam, y Harry miraba pero sin ver a un punto fijo.

-¡Volvimos!-Exclamó Zayn.

Éste se sentó al lado de Harry, y como él ni siquiera movió la cabeza para verlo, se levantó y sentó al lado de Louis. Ellos empezaron a conversar animadamente y yo, por mi parte, me desplomé al lado de Liam y apoyé mi cabeza sobre su hombro.

-¿Pasa algo?-Preguntó haciéndome enderezar.

-Como siempre que salimos, Harry no me presta atención.-Respondí, y luego tomé de un sorbo mi tequila.

-Sam, creo que tú y él…

-Ni me lo digas.-Lo interrumpí y me levanté.- Acompáñame a buscar un trago.

-Sam, no iré…

-Si no quieres venir conmigo iré sola.-Lo volví a interrumpir.

Sabía que ni Liam ni nadie se merecía mi mal humor, pero tenía mis razones: Taylor diciéndome que Harry me engaña, Harry sin inmutarse ante mi presencia… Harry y solo Harry. Ya estaba harta de todo esto, y supuse que el alcohol ayudaría.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!