Capitulo 99.

40 1 0

Angie, en todo lo que me dijo, tenía razón: ¿por qué estaba desconfiando tanto? Estaba con Harry, por fin, luego de tanto… Y sentía todo el tiempo que algo malo iba a pasar. Sin embargo, me distraje bastante eligiendo la ropa de Angie y charlando con ella, y me di cuenta de que solo estaba exagerando.

Una vez que ella se cambió (http://www.polyvore.com/cgi/set?id=109115966&.locale=es) vi lo hermosa que era: su mirada brillaba e irradiaba paz, y me encantaba verla así. Su panza la hacía lucir muy dulce, más aun estando un poco descubierta.

-Estas hermosa.-Dije haciéndola dar una vueltita.

-Me cansé de que estés sentimental.-Me dijo rodando los ojos y yo reí.-Vamos, tu turno.

El desastre que Angie hizo sacando toda mi ropa de la valija me sorprendió: ropa por aquí, zapatos por allá, maquillaje desparramado… Pero para ella solo estaba “inspeccionando”. Me divertí dejando que ella manejara la situación, era entretenido verla hacer algo que no le gustaba: ser femenina. Luego de un rato, así era como estaba vestida: http://www.polyvore.com/cgi/set?id=109117372&.locale=es. Me miré al espejo de cuerpo entero que había detrás de la puerta y me sorprendí: hacía mucho tiempo que no me vestía tan elegante y arreglada, y me avergoncé de mi misma cuando pensé que me veía bonita.

-Tú también te ves hermosa.-Dijo Angie apareciendo a mi lado y abrazándome por detrás.- Esto merece una foto.-Agregó, y sacó su IPhone con carcaza de monstruo para tomarnos una fotografía. -Ya son casi las diez, vámonos, estoy ansiosa por irme.

Sonreí para mí misma al verla tan contenta: por fin estaba bien luego de todo lo ocurrido con Theo, luego de llorar intensamente noches eternas y de lastimarse ella misma.

Tocamos la puerta de Louis justo a las diez en punto. Gemma fue quien nos abrió, vestida con un vestido rojo muy ajustado.

-¿Ya te olvidaste del clon de Harry?-Dijo con una sonrisa (la de Harry, para ser exactos) y haciéndose a un lado para dejarnos pasar.- Están las dos hermosas.

-Gracias, Gemma.-Contesté, y al entrar sentí todas las miradas de los chicos en mí.- ¿Y ustedes que ven?

-Lo fea que eres, incluida Angie.-Contestó Niall, y se acercó a ella para susurrarle algo al oído. Ésta le dio una pequeña palmada en el hombro y río.

-¿Dónde está Harry?-Pregunté buscándolo con la mirada.

-En el balcón.-Respondió Zayn haciéndome seña con la cabeza para que vaya hacia allí.

Me dirigí con paso pesado hacia allí. Los zapatos que tenía puestos eran de Angie, y caminar con ellos era una pesadilla. Vi a Harry apoyado contra el barandal del balcón: llevaba sus típicos pantalones ajustados, una remera blanca y arriba una camisa de jean. ¿Por qué tenía que ser tan hermoso? Hice sonar mi garganta para que note mi presencia, y éste se dio vuelta abruptamente. Tenía un cigarrillo en su mano derecha.

-Woooow.- Exclamo arrojándolo y pisándolo con el pie.- ¿Desde cuándo te vistes tan bonita?-Empezó a acercarse a mí de manera muy seductora, esto era algo raro en él.

-¿Qué estás haciendo fumando en un balcón donde todo el mundo te ve?-Le digo frenándolo poniendo mi mano en su pecho.

-Estoy mirando un callejón, tonta.-Dijo éste sonriendo torpemente. Yo observé en la misma dirección que él y me di cuenta de que el balcón daba a un callejón sin salida.

-De todos modos, ¿desde cuándo fumas?-Pregunté cruzándome de brazos. ¿Estaba molesta?

-Cuando estoy algo nervioso o presionado fumo, pero muy pocas veces.-Respondió éste moviendo su cabello. Yo levanté una ceja: la situación era muy extraña, Harry no es el típico chico malo que fuma ni nada de eso.- ¿Sam?

-Lo siento.-Dije revolviendo mi cabeza para volver a la realidad.

-¿En qué pensabas?-Dijo éste tomándome de la mano y luego nos apoyamos contra el barandal del balcón.

-En que hay cosas que no me dices…

-Escucha, solo por hoy, dejemos de lado las diferencias y vayamos a divertirnos.-Me interrumpe haciendo puchero.

-Harry, no hagas eso.-Digo tapándole la cara con mi mano.- Tenemos cosas sobre las que hablar.

-Por esta noche quiero solo diversión. Por favor.- Agregó suplicando.

-Con una condición.-Contesté acercándome a él. Éste sonrió pícaramente y dijo:

-Quieres que te bese, lo sé.-Y acto seguido Harry me besó, con ganas y pasión.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!