Capitulo 7.

91 1 0

Apenas Niall subió al auto que tocaba insoportable bocinazos, Harry sacó las llaves de su auto y su celular. Yo saqué mi IPod para simular hacer algo, era incómodo. Taylor empezó a caminar, algo enojada.

-Ven Sam, tengo que llevar a Taylor, luego puedo llevarte.-dice Harry observando a ésta, y luego dirigió la mirada a mí esperando una respuesta.

-Oh, está bien, puedo ir caminando.-respondo intentado querer parecer despistada. Era obvio que no quería ir caminando, pero quería evitar a toda costa esa situación.

-No es problema.-dice Harry ya empezando a caminar.-Ven Sam, te llevo.-termina de decir, dándose vuelta para verme. Yo asentí y lo seguí. Después de todo, quizás sería divertido ver la reacción de Taylor al verme subir al auto, ¿no? Al llegar, ella ya estaba dentro, yo me apresuré a subir atrás.

-¿Y tú que haces aquí?-dijo volviéndose para verme apenas cerré la puerta.

-Tranquila,-digo mirándola fijo.-Me llevan a mi casa y tu reino vuelve a la normalidad.-termino de decir en tono burlón.

Ella me mantuvo la mirada unos segundos con mucho odio y desprecio, como si yo fuera la culpable de todo lo malo que le pasara. Por suerte, sube Harry y ella vuelve a mirar hacia adelante.

-¿Pasó algo?-preguntó él algo incómodo, mientras ponía en marcha el motor,

-Creería que está todo bien, solo quiero llegar a mi casa, estoy realmente muy cansada amor.-contesto Taylor mientras le daba un “tierno” (asqueroso para mi gusto) beso a Harry.

Diaj, otra vez tenía que verlos así de acaramelados, era realmente espantoso. Harry se puso muy incómodo, apartó rápido sus labios de los de su divina novia y fijó su mirada hacia adelante. En el camino que tardamos en llevar a Taylor, ninguno hablaba. Yo me dedique a mirar por la ventanilla y observar como las personas seguían su vida normal, y Taylor lo único que hacía era atornillar a quejas los oídos de cualquiera que esté dispuesto a escucharla. Harry no le respondía, era como si fuera normal eso en la relación: ella habla, él escucha y calla. Asco.

Finalmente llegamos, Harry bajo primero, y Taylor espero a que le abra la puerta. Apenas lo hizo y ella descendió, no se tomó la molestia de despedirse.  ¿Enserio se creía una reina? Lo peor de todo es que estuvieron como unos diez minutos en la puerta de lo que parecía una mansión, besándose y abrazándose, mi sangre ardía como nunca.

-Lo siento, me tarde mucho.-dijo Harry al volver a subir.

-Está bien.-respondo algo fría, harta de tener que ver situaciones entre él y Taylor.

-Oye,-empieza Harry para levantar los ánimos, viendo que mi respuesta no fue muy convincente- ¿harás algo hoy en la tarde?

-Tengo que ir a buscar trabajo.-respondo-Creo Niall va a acompañarme…

-Yo puedo hacerlo,-dijo rápidamente mirándome por el retrovisor-no tengo nada para hacer en la tarde.

-No te preocupes Harry, ya mo…

-No molestas, enserio.-me interrumpió-Yo te llevo, conozco varios lugares.

Harry se estaba ofreciendo amablemente, ¿por qué decirle que no? Siempre alejo a cualquier persona que se me acerca solo porque soy desconfiada, y esta vez no dejaría que eso pasara. 

De repente, Harry frenó en un semáforo y me golpeé un poco con el asiento de adelante.

-¡Lo siento!-exclama apenado, mirando hacia atrás.

-Vas a matarme si no aprendes a manejar mejor.-respondo frotándome la cabeza con una sonrisa irónica.

-Ríe-Mejor pasa al asiento de adelante, el semáforo está en rojo.

"CHANGE YOUR LIFE"¡Lee esta historia GRATIS!