ciento veintiséis.

390 41 2

«¿Mi amor? Sí, la mejor nota ¿puedes creerlo?»

Tomé mis cosas y me fui.

Necesitabas privacidad.

Y yo necesitaba salir de ahí.

Un par de horas pasaron, y llegó tu mensaje.

«Salgamos a celebrar, gato»

Y eso hicimos.

Salimos.

Y fue todo perfecto.

Casi de película.

Todo era fácil contigo.

Nuestro trato parecía natural.
Mágico.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!