setenta y dos.

508 37 2

«Si tu no tuviste cojones para salir con ella, no vengas a hacerte el hermano celoso después»
¿Qué?

Y para lo que había dicho, lo dijo muy calmado.

Tomó mi mano y pasamos frente a ti.

Y en el café terminó todo.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!