sesenta y ocho.

523 34 6

«Si ese chico vuelve aquí, le romperé la cara»

No te contesté.

Eras terco.

Yo también.

Y la cosa es, que en realidad ese día no iría a verme, metafórico tú.

Pero tomé mi teléfono y le pedí que viniera.

Y no fue hasta que salimos, que me arrepentí de mi decisión.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!