noventa.

410 33 0

«-Ah, contigo hablé el sábado. Tenía una llamada registrada de varios minutos. Disculpa que te llamara... en ese estado. Sé que aún estás enojada conmigo.

  + No lo estoy.

  - ¿No? Genial, supongo que soy más convincente ebrio.

  + Eres muchas cosas ebrio.

  - ¿Por qué lo dices?

  + Por... ¿no recuerdas?

  - Lo único que recuerdo es que te prometí que iría a casa.

  + ...

  - Y ella me llevó»

Tenías su mano entrelazada con la tuya.

Cuando la nombraste, le diste un pequeño apretón.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!