cincuenta y cuatro.

423 34 0

Caminé/corrí hacia donde él estaba.

Deposité un beso en su mejilla.

Luego bromeé sobre comprarle medicamentos si se enfermaba.

Volví a la salida, que no estaba muy lejos.

Te saludé de paso.

Un efímero «Adiós» que creo que no oiste.

Fue como un susurro.

Mis planes para olvidarte estaban en marcha.

Era difícil.

Es difícil, metafórico tú, aún lo es.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!