noventa y nueve.

468 36 4

« - ¿Y cuál es el punto, entonces?

  + Sé que lograré hacerlo feliz.

  - Genial, suerte.

  + Creí que entenderías, él es diferente.

  - Lo es, es diferente, especial, gracioso, inteligente, lindo, detallista y apuesto. Sé lo que es, y tú sabes todo eso por mí.

  + Esperaba que no lo vieras así.

  -  No hay otra forma de verlo.»

Y me quebré, justo ahí, en mis intentos de parecer fuerte.

Las lágrimas brotaron como lo hicieron toda la semana, rápido. 

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!