ciento diecisiete.

626 51 6

Uña y carne.

De esa forma definiría como fuimos esas semanas.

"Perro y gato" estaban de vuelta.

Obtuvimos las mejores notas en todas las asignaturas.

Acompañadas de las miradas curiosas de algunos docentes.

Y también acompañadas de alguna mirada de recelo de quienes habían estudiado todo el curso y no la noche anterior, como nosotros.

"La noche anterior"

Te quedaste a cenar en mi casa, junto a mis padres y hermanos.

Pero te fue fácil caerles bien.

Te era sencillo con todo el mundo.

Y en medio de la cena, mi padre hizo la pregunta que me mandó a volar más arriba.

«¿Tienes novia?» preguntó enarcando una ceja.

Agachaste la cabeza y jugaste con la comida antes de responder.

«Sí, digo no... Ya no lo sé. Supongo que sí, pero no creo que por mucho tiempo más»

Y la comida supo más deliciosa.

La charla más interesante.

Las bromas más graciosas.

Sentí volver en mí, volver a mis casillas, volver a una parte de la antigüa yo; donde me sentí más cómoda que nunca.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!