treinta y cinco.

465 37 0

Oh, sí, claro; teníamos clases.

Y entonces llegaste.

Parecías nervioso.

Y tal vez no lo recuerdes.

Seguro no lo recuerdas.

Así que, aquí te va la historia de ese día, metafórico tú:

Hacía un par de meses, dos y medio para ser exactos, tu tío favorito te había regalado un collar.

Era una gruesa cadena, unida por eslabones que terminaban en un colgante. Era un cuadradito, como las cadenas de ambos lados que le dan a los militares.

Él, tu tío favorito, dijo que cuando tú decidieras qué escribirle, podrías hacerla grabar.

Y estuviste a punto de hacerlo varias veces.

Recuerdo que me contaste la historia, sólo porque yo te llamé "perro" porque 'estabas encadenado'

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!