doce.

547 44 0

Seguiste.

"Es una zorra por casarse con ese tipo.

Él...

Él me grita.

No el tipo de grito normal de regaño, sino más violento.

Lo hace frente a ella. Frente a mi mamá.

Lo hace sin fundamentos.

Me llama 'bastardo'.

Ella no me defiende.

No dice absolutamente nada al respecto.

Y eso me duele más.

Y, en uno de sus gritos corrí a mi habitación.

Usé la cuchilla que tenía en un cajón.

Me sirvió.
Descargué"

Seguías con la cabeza abajo y yo bajé la mía.

Te notaba un poco más callado últimamente.

No me imaginé una cosa así.

Odié más a tu novia.

Me odié a mi misma por no haberlo notado.

Odie al mundo entero, metafórico tu, por ser tan injusto contigo.

Y seguiste...

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!