setenta y cinco.

442 35 0

Miré al suelo.

No sabía qué decir.

Él tomó mi barbilla, me hizo mirarle a los ojos.

«Está bien» dijo, y me besó.

Mi primer beso, y fue una despedida.

Luego de eso, se fue.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!