veinticinco.

486 38 0

Y esa fue nuestra primer pelea de verdad.

Ya no era una discución de niños.

Y mis labios no terminaron de pronuciar su nombre, que tu frunciste el seño.

Comenzaste a decirme que él no era bueno para mi.

Dijiste que él era sólo un rompe corazones más del colegio.

Dijiste que me alejara de él.

Pero mucho tiempo antes, precisamente la primer palabra que escuché salir de tus labios, también me habías dicho 'contraria'.

Y, metafórico tú, yo le hacía honor a la primer cosa que me habías dicho.

Aún lo hago.

Y si ese chico era un rompe corazones, lo descubriría por mí misma.

Y así lo hice.

Eso fue ¿recuerdas?

Eso fue todo para nosotros, en ese entonces.

¿Recuerdas?¡Lee esta historia GRATIS!