Capitulo 74: Nada es fácil

2.9K 589 101
                                    

Transcurrieron ocho meses desde entonces. Gohan estuvo esperando a que la máquina del tiempo se recargase, para volver a su tiempo.

En ese lapso estuvo entrenando a Trunks, ayudándole a alcanzar la forma controlada del Super Saiyajin para anular así el desgaste.

16 fue el compañero de entrenamiento de ambos, y Gohan se lo agradeció bastante pues era necesario para aumentar su poder base.

La convivencia con él no fue mala, Trunks hizo su mejor esfuerzo a pesar de que en un principio no fue de su agrado que 16 viviera junto a ellos.

Pero con el tiempo descubrió que 16 era agradable: se pasaba horas paseando por el bosque y dando de comer a los animales.

Bulma siguió ocupada con la máquina del tiempo y creando otros inventos con lo que le había traído Gohan, estaba bastante alegre.

La humanidad prosperó pues no estaban los androides. Aunque las ciudades estaban siendo reconstruidas se tardaría más tiempo en ello.

Y aprovechar el tiempo era lo que estaba haciendo Trunks, que estaba entrenando en la montaña Paoz, cerca de la casa de Chi-Chi.

"Rayos no puedo alcanzarle" pensó Trunks apretando los dientes mientras el androide 16 estaba parado delante de él, "Es muy fuerte"

Trunks sonrió nervioso, si 16 hubiera sido su enemigo no habría tenido ninguna posibilidad de derrotarle. Menos mal que Gohan estaba aquí.

16 se mostró impasible y voló hacia el joven estrellando un puño en su rostro. Trunks cayó al suelo y desde ahí le disparó una ráfaga de Ki.

El androide cruzó sus brazos bloqueando el ataque, y Trunks aprovechó aquel instante para ponerse en pie rápidamente y contraatacarle.

Se lanzó contra 16 pero el androide se elevó al cielo esquivándole. Trunks le siguió, pero para su sorpresa, el puño de 16 se dirigió hacia su cara.

No pudo esquivarlo, y al final el puño terminó impactando en su mejilla. Trunks salió disparado hacia el suelo creando un cráter en aquel sitio.

16 aterrizó lentamente mientras que Trunks hacía un esfuerzo por levantarse. "Tienes que aumentar más tus poderes para derrotarme"

Trunks escuchó esto con molestia, pero en seguida recordó algo que le había comentado Gohan. Sonriendo expulsó mucho más aura.

Sus músculos empezaron a inflarse pero sin llegar a ser exagerados y su cabello se erizó. Era el segundo grado del Super Saiyajin ordinario.

"¡Veamos si esto es suficiente para vencerte!" exclamó Trunks lanzándose contra 16 y los dos prosiguieron aquel entrenamiento tan intenso.

Cerca de ahí, un chico flotaba en el aire. No era otro que Gohan, que estaba meditando en armonía, mientras vestía el traje de su padre.

"Ellos están entrenando arduamente, pero no puedo dejar a un lado mi entrenamiento mental" discurrió Gohan suspirando sosegadamente.

Había estado entrenando su físico todo este tiempo. Y de hecho, creció bastante durante los últimos ocho meses por algo fácil de explicar.

Se habituó al segundo grado para poder controlar ese estado y anular el desgaste de energía, aunque fue mucho más complejo.

Como este estado concentraba el Ki en los músculos, al habituarse a ello sus músculos se ensancharon para albergar toda esa energía.

No sólo sus músculos, sus huesos también lo hicieron. Por esa razón, creció unos centímetros.

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora