Capitulo 37: Hacia Namek (1)

3.3K 580 85
                                    


"Cuatro mil novecientos noventa y nueve..." masculló Gohan mientras hacía abdominales bajo la gravedad incrementada, "¡Una más!"

Habían transcurrido doce horas desde que empezó a entrenar. Ahora, estaba entrenando con una gravedad aumentada veinte veces.

Su cuerpo se acostumbró muy fácilmente a la gravedad por quince, así que no perdió tiempo y subió el nivel. ¡Ahora era un verdadero desafío!

"¡Cinco mil!" gritó Gohan saltando un salto y se irguió, pero debido a la fuerza de gravedad terminó cayéndose de trasero, "¡Argh, duele!"

El pequeño se arrastró hasta caminar hacia la ventana. Se sintió fascinado viendo los planetas y satélites a su alrededor, era algo asombroso.

El planeta Namek se encontraba a bastantes años luz de la Tierra, por lo que durante el viaje disfrutaría viendo muchos astros del universo.

"Es fantástico, pero debo seguir entrenando" pensó Gohan levantándose y juntó sus manos, "Le debo mucho a Piccolo por enseñármela..."

Tras unos cuantos segundos esforzándose, aparecieron al instante dos copias de él. Había utilizado la técnica Doppelganger de Piccolo.

No eran simples imágenes ilusorias como el Zanzōken, sino clones reales de él. Piccolo los usaba habitualmente en sus entrenamientos.

Por lo que pensó que podría serle de utilidad para entrenar. Entre otras cosas, para llevar al límite su cuerpo bajo la gravedad aumentada.

"Ustedes contra mí, ¡pueden atacarme!" gritó el chico mirando al par de clones y se puso en posición de pelea, "¡¿Qué están esperando?!"

Los clones se miraron el uno al otro y se lanzarse contra él, empezando un combate cuerpo a cuerpo a una velocidad increíble.

Gohan esquivaba con facilidad, pues al ser sus clones tenían el mismo estilo de pelea, así que la pelea entre los tres estaba bastante equilibrada.

"Un momento... los Doppelganger también deberían sentir la dificultad que supone esta gravedad, ¿no?" indagó el niño con intriga.

Pero sin embargo, en el pequeño instante que empleó para sus pensamientos, los dos clones aprovecharon dándole un puñetazo en la cara.

"Argh, eso dolió" Gohan retrocedió unos pasos sosteniéndose la nariz, había un ligero rastro de sangre saliendo de ahí, "¿Q-qué rayos planean?"

Se quedó pasmado cuando un clon se puso delante de él, y otro detrás. No bajó la guardia, pero los dos no le atacaron inmediatamente.

"¿Qué?" el joven se sorprendió cuando el clon frente a él empezó a cargar un Masenkō, y el de atrás preparaba un Kamehameha, "¡Malditos!"

Gohan extendió dos brazos, uno apuntando a cada clon, y concentró su Ki para neutralizar los ataques, aunque no le dieron tiempo para más.

"¡HAAAAA!" los Doppelgangers lanzaron sus respectivos ataques hacia Gohan, quien hizo lo mismo pero sus ráfagas tenían menos poder.

Por tanto terminaron siendo consumidas por los ataques de los clones. Gohan soltó un grito antes de recibir de lleno los potentes ataques.

La cápsula se convirtió en un espectáculo de luces y una capa de humo envolvió aquel lugar durante unos segundos, pero pronto se disipó.

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora