Capitulo 24: Bomba Yin-Yang

3.9K 658 48
                                    


Vegeta comenzó a abrir los ojos con suma lentitud, lo primero que vio fue el azul del cielo terrestre pero no vio en ningún lado a Gohan.

"¡¿Dónde estás enano?!" exclamó Vegeta mirando por todas partes y de repente una esfera de energía impactó en su espalda.

Vegeta se volteó con una vena de enfado en la cabeza y vio frente a él a los tres terrícolas junto al namekiano. ¡Esa basura se atrevió a tocarle!

"¡Pelea contra nosotros estúpido!" Piccolo se puso en posición de pelea al igual que los demás. Tenían que dar su mejor esfuerzo.

"Así que la escoria quiere ser eliminada jaja, como quieran" Vegeta sonrió malvadamente y voló hacia donde estaban Krilin y compañía.

"¡Chaoz!" gritó Tenshinhan mirando a su inseparable amigo, quien asintió extendiendo sus manos hacia Vegeta, "Ojalá funcione"

El pequeño estaba utilizando su vieja técnica Kanashibari no Jutsu o técnica de paralización, pero Vegeta era bastante poderoso para caer.

Pero sin embargo, en el ínfimo instante en que Vegeta se giró hacia Chaoz, Piccolo aprovechó la ocasión para golpear de forma brutal su rostro.

El saiyan salió disparado por el ataque y Krilin juntó sus manos mandándole hacia el suelo con un golpe de hacha... pero esto aún no acababa.

"¡Ataquen ya!" gritó Piccolo llevándose dos dedos a la frente y comenzando a reunir su Ki tan rápido como podía para hacer su ataque.

Los demás actuaron con la misma prontitud y prepararon sus ataques mientras que Vegeta se reponía en el suelo, pero no le dejaron respirar.

"¡Dodonpa!" Tenshinhan y Chaoz lanzaron un poderoso rayo desde su dedo índice que dio de lleno en el príncipe de la raza saiyajin, Vegeta.

"Kame... Hame... ¡Ha!" Krilin lanzó el ataque insignia de la escuela de la tortuga y pronto el lugar donde estaba Vegeta inundó de luces.

"¡¡Makankōsappō!!" Piccolo disparó su técnica más peligrosa tras haber concentrado la energía suficiente. Su ataque su sumó al de los demás.

Una explosión sacudió con gran fuerza el lugar dado que los tres ataques impactaron en Vegeta y el cielo se volvió amarillo por unos segundos.

"¿L-lo logramos?" inquirió Krilin respirando con agitación, pues había empleado gran cantidad de energía en el ataque anterior, pero Piccolo negó.

"Dudo que ese monstruo saiyajin se muera tan fácilmente, pero por lo menos deberíamos haber sido capaz de herirle" declaró Piccolo inquieto.

Tenshinhan apretó sus puños al oírle. Se volteó viendo que Gohan todavía no había terminado de concentrar toda su energía. Esto era muy malo.

"¡M-miren está vivo!" exclamó Chaoz bastante atemorizado mientras su dedo señalaba el lugar en el que antes habían disparado sus ataques.

¡Ahí estaba Vegeta! Su armadura saiyan tenía algunos rasguños pero lo más sorprendente es que no estaba herido. Apenas tenía raspones.

"¡No son más que basura!" comentó Vegeta sonriendo con petulancia, "Ahora verán lo que fuerte que es un saiyan de la más alta clase"

Piccolo se quedó tenso ante la amenaza del saiyan y Tenshinhan se puso delante de Chaoz para defenderle. Krilin temblaba aterrorizado.

"¡Mueran!" gritó Vegeta empezando a lanzar ráfagas freneticas de Ki hacia donde estaban ellos con el objetivo de acabar con sus vidas.

Todos esquivaron como pudieron pero con la velocidad de las ráfagas de energía era normal que terminaran heridos por más de un ataque.

Una esfera de energía voló hacia Chaoz pero Tenshinhan se interpuso en medio abrazando a su amigo, por lo tanto lo recibió enteramente.

"¡Tenshinhan, Chaoz!" gritó Krilin contemplando cómo los dos se caían inexorablemente al suelo, "¡Me las pagarás saiyan!" añadió muy enfadado.

Krilin alzó sus dos manos y en ese entonces unos rayos amarillos empezaron a surgir hasta que se condensaron en dos bolas de energía.

"¡Kakusandan!" Krilin arrojó su ataque hacia el saiyan pero en vez de impactar directamente en él ataque se elevó unos metros, "¡Ahora verás!"

Vegeta arqueó su ceja sorprendido cuando el Kakusandan de Krilin cayó sobre él, generando una pequeña columna de humo en aquel sitio.

Krilin sonrió y descendió a la altura de Tenshinhan, quien poco a poco se estaba poniendo en pie tras haber sido herido.

"E-ese ataque fue increíble Krilin" le felicitó Tenshinhan con una sonrisa mientras que se aferraba a la mano que el calvo le extendía.

"Jeje pero si no fue nada amigo" Krilin sonrió nerviosamente pero luego se fijó en la condición de su par de amigos, "¿Cómo se encuentran?"

"Chaoz sólo está algo conmocionado. Y yo todavía puedo combatir" contestó Tenshinhan levantándose del suelo y Krilin sonrió alegre.

Y entonces, Piccolo aterrizó al lado de ellos. Sutilmente comprobó que estaban bien, todavía les necesitaba a todos para ganar esta pelea.

"¿Qué demonios estará haciendo Gohan?" se preguntó Piccolo empezando a molestarle por eso. Ya habían transcurrido cinco minutos...

"Nada mal para ser unos simples insectos" la voz de Vegeta sonó detrás de la cortina de humo y los ojos de todos se abrieron, ¡era invencible!

Pronto el humo se disipó y todos pudieron ver a Vegeta sin heridas de gravedad. El saiyan alzó su mano reuniendo su Ki para crear un ataque final.

"P-pero si usé t-toda m-mi e-energía" Krilin retrocedió varios pasos. Nunca antes había tenido tanto miedo como en este instante.

"¡No te separes de mí en ningún momento!" le avisó Tenshinhan a Chaoz temiendo lo peor y el pequeño asintió cerrando sus ojos con fuerza.

"Maldición..." musitó Piccolo comenzando a sudar por lo espeluznante que era su situación actual. Sin Gohan, ¡sus opciones eran nulas!

"¡Los mandaré al otro Mundo estúpidos! ¡Desaparezcan!" declaró Vegeta a punto de lanzar el ataque. Pero pasó lo inesperado.

Gohan apareció delante de él mientras una esfera blanca rodeada de rayos negros flotaba en su mano, y Vegeta se quedó estupefacto.

No sólo por la repentina aparición del menor, sino por la cantidad absurda que marcaba en su rastreador... ¡Superaba las 22,000 unidades!

¡Incluso su rastreador explotó! Esto quería decir que Gohan había superado su poder, pero exactamente el niño tenía 25,000 unidades.

"Bajaste la guardia... ¡Bomba Yin-Yang!" gritó Gohan impactando la esfera en el abdomen de Vegeta provocando una poderosa explosión.

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora