Capitulo 27: Ozaru vs Ozaru (2)

6K 936 92
                                    

¡PAM!

Un enorme puño se estrelló en el rostro de Nappa Ozaru enviándole contra unas rocas, y Raditz corrió hacia su ex-compañero saiyan.

"¿Qué se siente al ser más débil que yo Nappa?" preguntó Raditz con una sonrisa salvaje, "¡Así me sentía yo todos los días al vivir bajo su sombra!"

¡Flush!

Raditz usó su cola como látigo y golpeó la espalda de Nappa, quien soltó un gruñido de dolor debido a que estaba bastante herido.

"¿C-cómo pudiste volverte t-tan p-poderoso?" preguntó Nappa intentando ponerse en pie. Era descabellado que Raditz tuviera tanto poder.

"Los saiyajin siempre confiamos en un poder ciego, pero la realidad es que estos terrícolas no son tan insignificantes" dijo Raditz sonriendo.

Gohan le enseñó sobre el Ki, la energía de cada ser vivo. No sólo eso, sino que además le enseñó a manipularla de varias formas impresionantes.

A pesar de su enorme poder, los saiyan eran ignorantes en ese aspecto tan básico. Por esa razón, fue derrotado por Gohan hace un año.

Nappa cayó en el mismo error. Confío en su scouter ignorando que el Ki se podía reducir a niveles minúsculos, y también fue derrotado.

"Tienen unos métodos impresionantes para elevar su poder, y yo los aprendí" habló Raditz sonriendo mientras entrecruzaba los brazos.

Nappa Ozaru aprovechó para ponerse en pie y colocarse en posición. Las heridas de su batalla contra Gohan persistían todavía en su cuerpo...

"¡Mi poder de pelea va más allá de las 6,000 unidades!" declaró Raditz alzando su brazo al aire, "¡Sesenta mil en este mismo momento!"

"¡¿Q-qué?!" Nappa gritó perplejo.

Aunque dicha cifra era muy inferior a su poder máximo, ahora con sus heridas Raditz le dejaba en vergüenza. Si tan sólo tuviera sus poderes...

No, era inútil pensar en eso. Nappa se giró viendo que Vegeta mantenía una pelea con el mocoso. Y se sorprendió al verle en Ozaru.

Raditz abrió sus fauces y expulsó una gran bola de Ki hacia Nappa, quien no pudo hacer más que saltar para esquivarla, pues de haberla recibido...

"¡No te irás a ningún lado simio inútil! ¡Saturday Crush!" Raditz lanzó uno de sus ataques y Nappa lo recibió de golpe. No tardo en caerse al suelo.

Pero antes de que eso pasara, Raditz corrió hacia él y le pateó con toda su fuerza. Nappa impactó fuertemente contra un gran monte.

"¡Levántate estúpido! La diversión apenas está comenzando" Raditz caminó lentamente hacia el gorila, esta batalla era rotundamente unilateral.

Pero en el otro lado, no estaba sucediendo así. Vegeta tenía la ventana al tener más experiencia usando el modo Ozaru, llevaba varias décadas.

Gohan hizo un vano intento por derribarle y el príncipe se lo impidió bloqueando la embestida con sus manos, iniciando así un bestial duelo.

"Aunque sea muy sorprendente el hecho de que puedas controlar esa transformación, ¡no podrás vencerme niño tonto!" declaró Vegeta sonriendo.

Gohan retrocedió varios pasos cuando Vegeta aplicó más poder y le arrastró, pero no se dejaría vencer tan sencillamente por el príncipe saiyan.

"¡Este mocoso es demasiado resistente! ¿De dónde saca tanto poder?" Vegeta comenzó a cansarse de Gohan y liberó toda su energía.

Gohan siguió reculando hasta que su enorme cuerpo colisionó contra una formación rocosa. ¡Si no hacía nada sería derrotado por Vegeta!

No le quedó de otra. Reunió Ki en sus ojos y lo disparó en forma de láser hacia el rostro de Vegeta. Aprendió aquella técnica de Piccolo.

"¡Argh! ¡Maldito niño insolente!" Vegeta se llevó las manos a los ojos y retrocedió ante la mirada satisfecha de Gohan, quien levantó sus manos.

Entonces, una esfera blanca comenzó a formarse y segundos después varios rayos oscuros surgieron alrededor de la esfera.

"¡Va a hacer esa técnica!" Krilin gritó con una sonrisa y los ojos de Tenshinhan se iluminaron con un rastro de esperanza, "¡Vamos Gohan!"

No dispongo de tanto tiempo para reunir mi energía!" discurrió Gohan. Y además, estando convertido en Ozaru la dificultad aumentaba.

"¡Bomba Ying Yang!" Gohan arrojó su técnica más poderosa en dirección a Vegeta, pero esta vez tuvo el tiempo suficiente para esquivarlo.

"¡No funcionará dos veces conmigo!" Vegeta gritó dando un salto ante los ojos estupefactos de Gohan, ya que su ataque acababa de fallar.

"¡N-no puede ser!" Krilin se llevó las manos a la cabeza con desesperación y Piccolo gruñó por lo bajo mientras trataba de levantarse, aun herido.

"¡Maldición!" vociferó Gohan lanzando una ráfaga de Ki hacia Vegeta, pero el príncipe la desvío sin muchos problemas con su mano.

"¡Basura!" Vegeta voló hacia el pequeño y le golpeó con la cabeza. Entonces, comenzó un ataque de puñetazos en el rostro de Gohan.

La diferencia de poder seguía ahí, Gohan no pudo bloquear ningún golpe ni tampoco pudo anticiparse a los ataques del príncipe saiyan.

"¡¿Ese es todo tu poder?!" le preguntó Vegeta antes de golpearle en el abdomen. El golpe fue tan fuerte que Gohan salió disparado al cielo.

El saiyajin apareció encima de él y con su cola remató a Gohan mandándole contra el suelo. La tierra en los alrededores tembló por la colisión.

¡PUM!

"¡Gohan!" gritó Tenshinhan alarmado y Krilin estaba en el mismo estado que él. Pero Piccolo ya estaba harto de estar ahí mirando sin más.

"¡Debo ayudarle!" sin importarle cuán herido estuviera, Piccolo se alzó al vuelo, "Enano... no tienes que morir por nada del mundo, ¡resiste!"

Y empezó a recordar todo lo que vivió con Gohan. Ese enano siempre le sacaba de sus casillas cada vez que tenía la oportunidad.

Pero fue el único que estuvo a su lado. En su eterna soledad, apareció Gohan y le mostró una nueva forma de vivir. ¡No podía dejarle morir!

El niño comenzó a levantarse lentamente del suelo, todos esos golpes le dolieron. Al azar la vista, se topó con Vegeta justo delante de él...

"¡Prepárate para morir!" declaró Vegeta con la mano en al aire, pero para su sorpresa, Piccolo apareció ante él... ¡pera su cuerpo era gigante!

"¡¿P-Piccolo?!" inquirió Gohan sorprendido por verle usando su forma gigante. Vio también que había regenerado la herida que le hizo Vegeta.

"¡Cállate niño! Luchemos contra este monstruo para acabar con él" habló Piccolo respirando con pesadez. Sus reservas de Ki estaban agotadas.

La regeneración había consumido una buena cantidad de Ki y su forma gigante también, pero tenía que ayudar a Gohan a costa de su vida...

"Así que el insecto namekiano también quiere pelear, ¡los mandaré al infierno!" decretó Vegeta corriendo hacia ellos, "¡Muéranse de una vez!"

Y de pronto, un aura roja se interpuso entre ellos. Todos los presentes abrieron sus ojos sorprendidos... ¡pues no era otro que Goku!

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora