Capitulo 45: Porunga

3K 574 95
                                    

Moori había aceptado el poder del patriarca luego de haberlo rechazado varias veces, sabía que esto era una urgencia, por lo que aceptó.

Las esferas recibieron el poder de su nuevo patriarca, algo que Gohan agradeció pues con esto todo lo que pediría sería más realizable.

Tras eso salieron de la casa y colocaron las esferas en el suelo. Moori fue quien invocó al dragón declamando la contraseña requerida.

"Takkaraputo popurunga pupirittoparo!"

"Aunque hubiera reunido las esferas no habría podido invocar al dragón sin hablar namekiano" Vegeta apretó sus puños bastante frustrado.

El cielo de Namek se oscureció mientras las esferas brillaban, entonces Porunga salió de las esferas y se elevó al cielo ante los presentes.

"¿Ese monstruo es el dragón que concede los deseos?" preguntó Vegeta mirando al imponente dragón namekiano y el joven asintió a su lado.

"Es mucho más increíble cuando le tienes tan cerca" pensó Gohan con una sonrisa, y eso que aún no había visto al enorme Super Shenron.

"¡Bien pequeño! Nuestro dragón es capaz de conceder hasta tres deseos" declaró Moori con una sonrisa, y Gohan asintió, eso ya lo sabía.

Dio un paso al frente, ya tenía en mente su primer deseo. Gracias a ese deseo, tendría la oportunidad de pedir otros tres más tarde...

"Quien reunió las esferas del dragón puede pedirme sus deseos, pero sólo tres y que estén dentro de mis posibilidades" dijo el dragón.

La última parte era la más importante de todas. No podía pedir algo que excediera las capacidades de Porunga. Sería imposible.

"Mi primer deseo... será resucitar a Piccolo, a Yamcha y los que fueron asesinados en la Tierra por los saiyajin" habló Gohan mirando a Moori.

Y mientras tanto, en el planeta de Kaiō-sama, Piccolo estaba meditando bajo el árbol mientras Yamcha golpeaba el aire con puños y patadas.

"Oigan, parece que van a ser resucitados" Kaiō-sama declaró girándose hacia los dos, quienes se sorprendieron por esta noticia.

Piccolo cruzó los brazos esbozando una ligera sonrisa, no sabía cómo lo había conseguido tan pronto pero aun así estaba agradecido por ello.

"¡Eso es genial! ¡Gohan consiguió reunir las esferas del dragón!" exclamó Yamcha dando un salto de felicidad y su aureola se desvaneció.

"Tsk, ya era hora" susurró Piccolo yendo hacia la deidad, "Oye Kaiō, me gustaría hablar con Gohan"

"¡Todavía no me respetas!" gritó el Kaiō con molestia, "¿Qué quieres decirle?" preguntó y la mano de Piccolo se colocó sobre su hombro.

"¡Oye Gohan! ¡Utiliza el segundo deseo para transportarme a Namek! Quiero derrotar al tal Freezer" manifestó Piccolo con una sonrisa.

"¡¿Qué?!" demandó Kaiō-sama.

Gohan había oído el deseo que Piccolo quería que pidiera, no había estado en sus planes traer a Piccolo a Namek dado que no era necesario.

Además, si moría antes de tiempo también lo haría Kami, y no podría usar las esferas de la Tierra. Por otro lado, quería que Piccolo se quedara allí... porque tenía un plan en mente.

"Lo siento Piccolo, no lo haré" declaró Gohan seriamente, "Te lo explicaré más tarde, pero es prioritario para mí que te quedes en la Tierra"

"¡No Gohan!" se quejó Piccolo apretando sus dientes. Le conocía bien, sabía que si no lo iba a hacer era porque estaba trazando algún plan.

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora