Capitulo 40: Aldea Namekiana

3.1K 584 122
                                    


"Muchacho, ¿quién eres?" preguntó Moori y en seguida todos los namekianos se percataron de su presencia. Casi todos ellos sintieron recelo.

Gohan sintió que era lógico que tuvieran esa desconfianza, pues se veía distinto a ellos y no muchos se aventuraban en el planeta Namek.

"Me llamo Gohan, y vengo de un lejano planeta llamado Tierra, me gustaría usar sus esferas del dragón" dijo el niño sin rodeos mirando a Moori.

Moori se sorprendió por esta declaración, pero por alguna razón sentía que el chico era sincero. Pero sin embargo, un namekiano se le adelantó.

"¡¿Qué planeas hacer con nuestras esferas?!" demandó aquel namekiano con ferocidad pero Moori le indicó que se tranquilizara, "P...pero"

"Yo me encargo" habló Moori antes de girarse hacia Gohan, "Chico, ¿qué objetivo persigues al querer nuestras sagradas esferas del dragón?"

Gohan sabía que tenía que pasar una especie de prueba de valor para que le concedieran las esferas del dragón. No era necesario mentirle.

"Quiero resucitar a mis amigos, uno de ellos es un namekiano que emigró a la Tierra tras la catástrofe climática acontecida aquí" explicó.

"¡¿Un namekiano dices?!" preguntó Moori.

"Sí, es hijo de un tal Kattatsu" agregó el menor y varios se miraron entre sí, "Además, él creó unas esferas del dragón, pero como está muerto la..."

"Las esferas de la Tierra no pueden funcionar" Moori terminó su oración, "Entiendo... supongo que algo terrible debió pasar ahí en tu planeta"

"Sí, unos seres intentaron destruir nuestro planeta y luchamos para evitarlo" contestó, "Y dentro de poco, esos seres aterrizarán aquí"

"¿Q-qué? ¡¿Y eso p-por qué?!" preguntó el namekiano de antes y el resto de personas comenzó a sentir miedo ante la amenaza.

"Porque quieren reunir las esferas del dragón, pero a diferencia de mí... ellos las quieren para dominar el universo" dijo Gohan con seriedad.

Quería convencerles del todo, cuanto antes lo hicieran sería mejor. Moori le miró durante unos segundos, se encontraba sumamente indeciso.

¿Por qué debería creerle? Si bien este chico parecía estar diciendo la verdad, no tenía razón para confiar en sus palabras y hacerle caso...

Pero por otro lado, llevaba toda esta semana teniendo un mal presentimiento. Y posiblemente aquello podía deberse a las futuras amenazas.

"No quiero que les pase nada malo, aunque vengan esos seres lucharé contra ellos" habló Gohan, "Pero es necesario usar sus esferas"

Moori le miró a los ojos, notando una increíble resolución en ellos. Estaba decidido, no sería él quien condenase a su planeta por una tontería.

"De acuerdo, voy a confiar en ti Gohan" Moori comentó antes de caminar de regreso hacia la choza donde resguaraba la esfera del dragón.

El joven sonrió satisfecho y caminó hasta detenerse a la altura de Dende, quien le miró desconcertado sin saber cómo reaccionar.

"Hola, me llamo Gohan, y espero que algún día seamos buenos amigos" dijo el niño extendiendo su mano como gesto de saludo. Dende le miró.

"S-sí, mi nombre es D-Dende" se presentó el pequeño namekiano con timidez y Gohan soltó una ligera carcajada, "U-usted parece fuerte"

"Eso es porque he entrenado" contestó Gohan sonriendo, y notó que Moori regresaba con una enorme esfera en sus manos, "Se ve increíble"

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora