Capitulo 46: ¡¿Freezer es vencido?!

3.5K 621 103
                                    

Raditz arrojó un ataque hacia Goku, quien lo recibió de lleno creando una capa de humo en el interior de la nave en la que estaban viajando.

Habían transcurrido casi seis días desde que comenzaron el viaje, quedaba poco tiempo para aterrizar en Namek, y continuaban entrenando.

Raditz no tuvo problemas para adaptarse pues vivió durante años en el planeta Vegeta, que tenía una gravedad que decuplicaba a la de la Tierra.

Lo mismo para Goku, ya que había entrenado con Kaiō-sama durante algunos meses. Así que empezaron a entrenar con la gravedad por 20.

Y fueron aumentándola gradualmente hasta alcanzar una gravedad aumentada cien veces, que ahora no suponía problema para ambos.

Como Raditz tenía un nivel cercano al suyo el entrenamiento fue bastante eficaz, ambos aumentaron bastante sus poderes de pelea.

Goku se centró en fortalecer su cuerpo para resistir mayores aumentos del Kaiō-ken, ahora soportaba hasta un Kaiō-ken por diez o más.

"¿Sólo eso? Pensé que lanzarías un ataque más poderoso" señaló Goku con una sonrisa dejándose caer sobre el suelo muy agotado.

"No me tientes, estoy a tiempo de atacarte de nuevo" Raditz también se dejó caer, a pesar de su orgullo no podía esconder la fatiga que sentía.

No daba crédito a lo poderoso que se había vuelto, nunca habría imaginado que se volvería tan fuerte como lo era hoy, ¡se sentía genial!

Todo era gracias a Gohan, ese enano le había ofrecido una vida a la que jamás había aspirado ni en su mejor sueño. Estaba en deuda con él.

"Aunque estas semillas son muy eficientes, extraño comer los platillos de nuestra madre" Raditz se llevó una semilla Senzu a la boca.

Goku comió la última semilla, las habían usado todas durante el entrenamiento. Confiaba en que Gohan tendría semillas Senzu. Si no, sería malo.

"¿Ella cocinaba muy bien?" preguntó Goku sintiendo mucha curiosidad sobre su madre.

A lo largo del viaje Raditz le había estado contando cosas por el estilo, pero el hecho de haber perdido la memoria no era de ayuda.

"Claro, cuando ella se retiró del escuadrón de nuestro padre empezó a trabajar en el centro de distribución de carne" profirió el saiyan mayor.

"¿Por qué se retiró?"

"Porque era demasiado dócil, justo como tú Kakarotto" respondió Raditz en tono burlesco, "Menos mal que tu hijo no es tan candoroso"

"¿Gohan? Él es mucho más inteligente de lo normal" dijo Goku rascándose la nuca con una sonrisa, pues Gohan siempre les sorprendía.

"Sí, ese rasgo no lo heredó de ti"

"¡Oye!" se quejó Goku con el ceño fruncido y Raditz se echó a reír, "Parece que llegaremos dentro de unas seis horas al planeta Namek"

"Sí, me pregunto si cómo le estará yendo al mocoso" Raditz se levantó y empezó a hacer varios estiramientos y ejercicios corporales.

"¡Escucha Goku!"

Goku iba a decir algo pero de repente oyó una voz conocida. Raditz se volteó puesto que había escuchado la misma voz. Ya sabían quién era.

"¡Eres tú Kaiō-sama! ¡¿Qué sucede?!" preguntó Goku con una sonrisa, la última vez que oyó a la deidad fue mientras hacían los planes de viaje.

"Tú hijo ya reunió las esferas del dragón y ya pidió los deseos, Piccolo y Yamcha están en la Tierra" contó Kaiō-sama dejándoles atónitos.

"¡Fantástico! Sabía que Gohan lo haría, estoy orgulloso de él" exclamó Goku con una sonrisa, "¡Aunque tengo que decir que fue muy rápido!"

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora