Capitulo 33: Raditz (2)

3.4K 586 69
                                    


Ya había transcurrido un mes desde que el momento en que Raditz fue revivido y desde entonces toda su vida dio un giro increíble.

Jamás había tenido la necesidad de entrenar como tal. Desde que su poder alcanzó las 1200 unidades se sintió contento con esa cantidad.

Pero durante tiempo aprendió de Gohan que el nivel de poder no lo era todo. Y no sólo eso, sino que 1200 unidades era una cifra insignificante.

Pero antes de elevar su poder, Gohan le enseñó sobre el Ki. Le dijo que para dominarlo, debía ser más tranquilo y calmado, Raditz se burló de eso.

Gohan no lo vio tan gracioso, por lo que de malas Raditz empezó a meditar para adquirir mayor conciencia sobre su energía interna.

Fue un tormento para él estar sentado durante horas sin hacer nada, pero tras dos semanas vio los resultados de aquel entrenamiento mental.

Ahora, ya era capaz de sentir el flujo de Ki en su cuerpo, era una sensación novedosa para él. Podía controlar esta energía vital a su antojo.

Una vez que superó esta etapa, el pequeño Son decidió explicarle de qué se componía el Ki, para completar su aprendizaje sobre la energía vital.

Primero estaba el Genki, o vigor, que era la manifestación, en forma de energía, del espíritu de un ser vivo. Es decir, su energía espiritual.

Luego estaba el Yūki, o coraje, que era la disposición emocional y la valentía de una persona en un momento determinado...

Por último, el Shōki; el buen juicio y la calma. Si uno se volvía imprudente en la pelea, perdería su Shōki, y por lo tanto una gran cantidad de poder.

Esto quiere decir, que todo buen guerrero debía mantenerse firme ante cualquier situación. Sentir miedo o ser imprudente, le volvería vulnerable.

Raditz se sintió como un asno. Jamás habría llegado a pensar que en una pelea entraban en juego factores tan determinantes como esos.

Pero era lógico, debido a que tener miedo de tu enemigo te llevaría a perder la calma y por tanto a precipitarse. Y con eso, perderías el combate.

Raditz asimiló todo eso. El siguiente paso fue elevar el nivel de poder. Para eso, recurrieron al método más rápido posible para todo saiyajin.

Gohan le utilizó como sacó de boxeo hasta llevarle al borde de la muerte. Tras eso, le daba un pequeño pedazo de semilla del ermitaño.

Sí, recurrieron al Zenkai, el poder de la raza saiyan que les empujaba a superar sus límites después de sobrevivir a batallas de muerte.

Aunque claro, los Zenkai que obtenía Raditz no le hicieron más poderoso que Gohan por la gran brecha entre ellos dos. Sólo recortó distancias.

Raditz se sintió humillado por ser el saco de boxeo de un mocoso, pero tras percatarse de lo poderoso que se había vuelto el enojo se fue.

Con sus conocimientos actuales acerca del Ki y su nivel de poder, ¡se sentía como nuevo! En sólo un mes consiguió lo que nunca antes en su vida.

"Oh, ¡es increíble tío Raditz! Eres capaz de meditar más tiempo del que durabas habitualmente" habló Gohan sonriendo.

Sin embargo, Raditz no le contestó. Seguía con los ojos cerrados a pesar de las burlas de Gohan, y eso le extrañó sumamente. Nunca solía pasar.

"Mocoso, ¿por qué me resucitaste?" Raditz preguntó con una voz calmada mientras abría sus ojos con suma lentitud, "Dime la verdad"

Raditz sentía que Gohan no le había revivido para ayudarles en la batalla contra los saiyajin. Incluso sin él ahí presente, podrían ganarles.

Gohan le miró con seriedad. Por supuesto, no podía decirle que una de sus razones tenía que ver con el nivel de poder actual del universo 7.

I'm Gohan!Donde viven las historias. Descúbrelo ahora