-35-

130 14 8


YONGGUK POV

Se sentía como si el mundo estuviera cayéndose a pedazos. Él no estaba más. Ella no aparecía. La oscuridad se acercaba. Como siempre, la mejor solución que encontré fue esconderme en mi habitación. No necesitaba hablarle a nadie y mientras las cosas que debían hacerse, se hicieran, ellos tampoco necesitarían hablarme.

Separado del mundo, era su imagen la que me acompañaba. Era el recurso que más usaba para escapar de la realidad, y cada vez que sentía que me ahogaba, ella se hacía presente con su oscuro cabello, oscuros ojos, oscura vida... Qué irónico ¿No estaba tratando de escapar de la oscuridad en primer lugar? Pero de alguna manera, caer en su oscuridad era diferente. Incluso cuando parecía que los espectros la devoraban, ella brillaba como la más hermosa estrella en el cielo. Y por eso la buscaba en los tiempos difíciles. Ella me salvaba.

Solíamos tener conversaciones, como las que nunca podía iniciar fuera de las fantasías. Miraría dentro de mis ojos y me dejaría apreciar el milagro de su alma, otra cosa que el maldito hechizo que sumía mi cuerpo en una inescapable rigidez, no me dejaba hacer. Era ese lugar, en el que los dos nos metimos guiados por el destino, en donde podía ser lo que yo quisiera. Y ella era mía... Nadie la tocaría o sentiría su aroma. Era ese universo para dos, el lugar en donde quería quedarme para siempre.

No sabía nada de ella, y a decir verdad, después de la última vez que la vi, tenía miedo de hacerlo ¿Y si no me miraba como solía hacerlo? ¿Qué pasaría si la forma en que sus pestañas se movían, haciendo que se detuviera el tiempo, no existía ya? Tenía miedo de no ser lo que ella quería, porque para mí, lo que ella quería ahora estaba lejos, quizá viviendo nuevamente en una isla.

La idea de no ser la persona que ella quería para amar, se aproximó, dejando mis días llenos de ansiedad que se consumía en cigarrillos. Si de verdad era yo, hubiera actuado como lo hizo con él, sosteniendo sus manos, acariciando su cara, acercándose a su cuerpo sin vacilación. Pero no era así. Ella nunca realmente fue más que una criatura creada por mi mente, una fantasía flotante que me acompañaba cada vez que la presencia de esa mujer se aparecía frente a mí. Comenzaba a pensar que era mentira, que nada nos conectaba, que era sólo el deseo de saber más acerca de ese ser tan peculiar, lo que me llevó a creer que se trataba de una de las más preciadas posesiones que en realidad, no tenía. Que la soledad que me inundaba me llevó a considerarla mi adoración, lo que mi vida necesitaba. Que no era tan especial como me gustaba describirla, que nada respecto a ella era increíble.

Pero luego, aquellos ojos que contenían galaxias, la mágica sensación de su piel, la estela que dejaba cuando caminaba, su sonrisa, su llanto, su tristeza, todo eso me atormentaba. Si no era alguien que había sido elegida para estar a mi lado para siempre, ¿por qué dejaba que controle mis emociones de esa manera? ¿Por qué escapaba a la fantasía de sus brazos cuando me sentía desmoronar? Si ella no era la mujer que amaba, entonces ¿por qué mi cuerpo se hacía de roca frente a ella? ¿Por qué no podía mantener la compostura cuando la veía llorar? ¿Por qué tenía, muy dentro mío, ese deseo inexorable de mantenerme a su lado y hacerla feliz?

Sacaste lo mejor de mí y al mismo tiempo, despertaste aquellos demonios que pensé, había logrado amortiguar. Eras mi salvadora y al mismo tiempo mi asesina. Y yo era todo y nada al mismo tiempo, sólo por ti.


NA: Decidí subir dos capítulos porque eran bastante cortos y porque esta semana voy a estar demasiado ocupada con los exámenes de la Universidad, por lo que me va a ser imposible subir otro capítulo durante la semana. Espero que les esté gustando la historia hasta aquí. Saludos! :)

I'm gonna make you love me  [BangYongguk]¡Lee esta historia GRATIS!