-52-

123 11 7


No entendía del todo cómo había hecho para que las palabras salieran de mi boca. Me había mantenido tanto tiempo sentada, observando la peligrosa manera en la que Daehyun se acercaba al lugar en el que Yongguk estaba, que en el momento en el que noté la mano de aquel tosco hombre acercarse al rostro del muchacho contra la pared, salí disparada en esa dirección. La electricidad llegó a la punta de mis dedos que parecían hundirse en su piel, la de aquel que un tiempo fue mi todo, mi fantasía de aventuras, mi nuevo mundo. Fue alucinante.

Inmediatamente después de pedirle que se detuviera, escondí mi cabeza y no dejé que ni él, que lentamente soltaba a Daehyun, ni Daehyun mismo, me vieran. Esa fascinación que me había provocado el posar mis manos sobre su cuerpo, me había aturdido completamente, pero todavía poseía conocimiento de lo que sucedía alrededor.

Con las lágrimas todavía atrapadas en mis ojos, le pedí a Daehyun que nos dejara solos. De esa manera evitaría que lo lastimaran. Se opuso, pero le dediqué una última mirada antes de observar cómo su espalda se alejaba a través del marco de la puerta. Volví a sentarme en el borde de la cama. Vi cómo sus dedos que habían estado encerrados en un puño se iban relajando.

-Lo siento.

Le escuché decir. Levanté mi rostro.

-Por todo. Quiero decir...hay algo por lo que no me voy a disculpar y es...

Nuevamente su mano se cerró, apretándola con más fuerza cada vez.

-¿Sabes? Tienes algo que no puedo entender...Cada vez que te tengo frente a mí, con tus ojos cansados y su lento pestañeo, acabo siendo el mismo silencio. Siento que el mundo no necesita de mis palabras cuando me miras como lo haces ahora. Pero tú...necesito hablarte y explicarte tantas cosas. Por eso...ahora...estoy teniendo un momento difícil...

Puso una mano sobre su cabeza, atravesando los dedos por su cabello, frustrado. Media sonrisa apareció en su cara y con el tono irónico que poseía, me azotó.

-¿Cuántas veces nos hemos visto antes? ¿Tres? En ninguna de esas ocasiones pude decirte lo que me haces sentir. Esta era mi oportunidad... ¿Todavía quieres escucharlo o vas a pensar que se trata de basura?

-No, hazlo.

Se encontraba mirando por la ventana cuando le respondí. Al escuchar mi voz, su cuello giró y me encontré con sus ojos brillando de emoción. El resto de rostro mantenía la ironía impregnada. Su boca hizo un movimiento casi imperceptible y luego se torció en otra media sonrisa.

-Yo...yo recuerdo el día que te paraste a mi lado en ese restaurante.

Mientras hablaba, se acercaba hacia mí. Mi corazón latía con más velocidad cada vez que sus pies se movían.

-Cualquiera hubiera dicho que era una escena graciosa, pero de alguna manera, cada vez que recuerdo ese momento en mi cabeza, todo se mueve en cámara lenta. Tu mano moviéndose, tratando de hacer que la persona en el mostrador te entendiera; tu cabello despeinado y tus increíblemente arrugadas ropas. Estabas hermosa, naturalmente hermosa. Solamente quería detener el recorrido del mundo y quedarme así, tú luciendo hermosa, yo solamente mirándote. Sabía que necesitaba conocerte mejor, hablarte o...mirarte a la distancia. Ese día recibí miles de llamadas pero no me importaba, sólo quería pasar mi tiempo mirando cómo sufrías por los palillos y la comida picante. La necesidad creció en mi pecho y el reloj me decía que todo iba a terminar pronto, así que actué. Lucías tan sorprendida cuando te alcancé el tenedor, y fue ahí cuando la chispa se prendió dentro de mí. No podía creer que estuviera tan cerca de ti después de haber estado observándote desde el otro lado del restaurante. Eras más hermosa de cerca, así como ahora. Para decir verdad...no puedo...

I'm gonna make you love me  [BangYongguk]¡Lee esta historia GRATIS!