-78- (especial)

151 14 34


YONGGUK POV

Ella me amaba, con el mismo amor que yo le tenía a ella; inclusive más. Sus caricias, la forma de posar sus ojos sobre los míos, ese hábito de tomarnos las manos aun cuando no fuera necesario, aquel gracioso momento en el que parecía aguantar la respiración cada vez que le sonreía. Todas esas eran la forma que tenía para decirme que me amaba. Yo, como todo un hombre frontal, casi inconsciente, esperaba que algo así como en un momento mágico de película, ella aparecería frente a mí, mencionando esas dos palabras. Nunca cupo en mí la posibilidad de imaginarla enamorándose día tras día, recordando las emociones que hicieron latir nuestros corazones en ese primer encuentro.

Y en realidad, así fue. A través de aquellas palabras cuidadosamente elegidas, la moción de sus manos acercándome el pasaje de avión, su figura estática en la vereda del hotel mientras mi auto se escapaba a toda velocidad. Fui yo quien no supo entenderlo. Creí jamás poder hacerlo. Es decir, era demasiado complejo, como todo lo que la rodeaba. Aunque siempre quiso presentarse como una simple mujer/desastre que vivía rodeada de preocupaciones triviales, en realidad no lo era. Alena era más, muchísimo más.

Destino, dioses, o fuerzas misteriosas que nos dirigen en nuestra pasajera estadía en este mundo, gracias. Hoy y siempre, gracias. Porque esa criatura celestial, a la que siempre consideré pura fantasía, despertaba conmigo aquella mañana. Porque podía acariciar su rostro adormecido, desviando algunas de las líneas de cabello que se desplegaban sobre éste. Porque podía verla abrir los ojos hacia un nuevo día, mientras esos casi imperceptibles sonidos se despegaban de su cuerpo. Porque era Alena, ese amor de verano que duró 2 años, la que me rescató de esos demonios que me acechaban, dejándome ver lo maravilloso y colorido que puede ser el mundo. Porque gracias a Alena, mis canciones se transformaron en más que tristes baladas. Porque ya no me despertaba a las 4 de la mañana, asustado por el futuro. Porque era su embrace y la estela que dejaba detrás de sus pasos, los que me mantenían de pie, fuerte y optimista.

Hice que me ame, o viceversa ¿A quién le importa ahora? Cuando solamente necesito escucharla decir mi nombre para darme cuenta que esas noches de desvelo y dolor, no van a volver jamás.



Ay por Dios. Aunque haya escrito todo esto hace tiempo, todavía me emociono leyéndolo. Este fue el primer fic que me animé a escribir y jamás pensé que llegaría a terminarlo y encima que las personas que lo leyeran me dejaran comentarios tan lindos <3 Me pone un poco triste dejarla ir (? pero  Bang Yongguk me sigue inspirando, y como sé que hay algunos agujeros, incógnitas, respecto a lo que pasó antes de que Alena y Yongguk se encontraran otra vez, hay una historia que estoy escribiendo ahora en la que las dudas se van a resolver :DDD

Perrrrdón por haber dicho que iba a publicar el final antes. Me olvidé que soy estudiante y se supone que tengo que pasarme todo el día leyendo apuntes :c Como compensación, además del final publiqué estos capítulos especiales, así no los dejo expectantes (?)

Como siempre, gracias a todos los que leyeron, los que votaron, comentaron y me mantuvieron con ganas de seguir escribiendo esta historia. Saludos y mucho amor. 

I'm gonna make you love me  [BangYongguk]¡Lee esta historia GRATIS!