-77- (especial)

107 8 0


Fue la pesada carga de mi mochila la que me llevó a conocerlo. El destino, aquella cosa mágica en la que ambos decíamos creer, era él el culpable de que nos encontráramos en este lugar, alejado de la gente que siempre estuvo a mi lado, cercano a la persona que me devolvió a la vida. Ese universo para dos en el que nos sumergimos aun cuando yo estaba en contra, era ahora mi hogar. Me encantaba adentrarme en él todos los días al recibir su llamado, al pensar que estaba allí afuera del trabajo esperando por mí, para llevarme a donde ese destino que nos unió quisiera llevarnos. Éramos plumas que viajaban con la brisa de ese verano, éramos el cielo azul de aquella ciudad que sólo podíamos ver cuando escapábamos de los edificios, éramos enigmas que caminaban buscando lo que todavía no teníamos muy claro qué era. Ese hombre, ese hombre era todo, era esa urgencia de llenar tus pulmones de aire por la emoción de vivir, eran esas desesperadas ganas de salir corriendo de cualquier habitación, era la alegría de ver los atardeceres, era esa sensación de calidez que se desprendía de sus manos en cada viaje en auto. Nos gustaba hablar del destino, aunque dentro nuestro sabíamos que no existía tal y como lo describen los demás, para nosotros el destino era una serie de hechos desafortunados que nos destrozaron y nos convirtieron en esos enigmas que tratábamos de descifrar. No se trataba de dos personas que terminaron juntas porque quisieron, si no de cuerpos llenos de preguntas que perdieron su camino y cometieron errores y lloraron y gritaron y no quisieron despertar de sus sueños. Éramos días grises que nunca acababan, éramos...dos miserables que terminaron juntos por aquellos hechos desafortunados.

Ser solamente cuerpos que transportaban preguntas, no se sentía tan mal después de todo. Sobre todo si esa pregunta estaba referida a ¿qué hacíamos juntos? Porque estaba más que segura que aquella era una de las preguntas más fáciles que podría responder, porque los días grises, el llanto, los gritos y los hechos desafortunados no tenían nada de malo al lado suyo, porque para esa pregunta la respuesta era "amándonos". 

I'm gonna make you love me  [BangYongguk]¡Lee esta historia GRATIS!