-49-

71 9 3


DAEHYUN POV


-¿No vas a mostrar esos bellos dientecitos?

No había logrado tomar en cuenta desde cuándo la dueña del restaurante había decidido utilizar ese tono infantil conmigo. Me molestaba, pero no me arriesgaría a ponerla de mal humor pidiendo que dejara de hacerlo. Le hice una pequeña mueca, casi formando la sonrisa que requería, pero no le fue suficiente.

-¿Qué ha sucedido?

Me detuvo en la puerta de la cocina. Puso una mano sobre mi hombro y apretó los dedos.

-Nada.

-Entonces ¿por qué esa horrible expresión? No pensé que podías ser así de feo, hijo.

Automáticamente, las esquinas de mi boca se elevaron, mis labios se separaron y dejaron paso a los pedazos blancos entre ellos.

-¡Eso es! Esa es la sonrisa que quería ver. Ya regresará, ¿te lo prometió, no? Va a cumplir con su palabra.

Recibía de aquella anciana mujer, las esperanzas de ver a Alena otra vez. Era sólo una semana la que había pasado desde que nos despedimos, tenía que ser fuerte y esperarla. Cuando estuviera de nuevo en mis brazos, no habría lugar a esa duda que me consumía mientras su vida acontecía en la ciudad y yo me la pasaba llevando bandejas y sacando bolsas de basura. Suspiré profundamente y lancé una mirada de cariño hacia la dueña del restaurante. Despegué los pies del suelo y quise salir de la cocina, pero otra vez, esos dedos en mi hombro se oprimieron.

-Has recibido una llamada hoy, pero era el momento de tu descanso así que no quise molestarte.

-¿Era ella?

-No, era un muchacho. Me pidió que te diera un recado, déjame buscarlo.

Mientras la observaba revolver uno de los cajones, pensaba cuál de aquellos chicos ruidosos había conseguido saber de mí y mi ubicación. Finalmente, los movimientos de la mujer se detuvieron y un papel amarillo fue depositado en el bolsillo de mi camisa.

Cuando el restaurante se vació y las bolsas habían sido puestas en los cestos, me senté en una de las mesas para poder abrir el papel y recibir el mensaje que me habían dejado. Un pequeño rezago de ira comenzó a marcar camino hacia mi sien, curvando mis dedos, apretando el amarillo objeto.

"Yongguk te permitirá volver."

¿Me lo permitirá? ¿A qué se refería Junhong con aquel mensaje? Parecía como si no se hubiera puesto a pensar si yo realmente quería volver a aquel lugar. Además, nadie me había corrido, era yo quien había decidido irse, por tanto nadie debería "permitirme" nada.

Me urgía tomar el teléfono y comunicarme con alguno de ellos. Fue la presencia del rostro de Alena en mi mente, lo que me detuvo. Volviendo a la ciudad, la vería todos los días. Cualquier cosa que me generara pesar, podría soportarla si era para estar a su lado y abrazarla cuando así lo quisiera. Sentía que podía resignar lo que fuera por ella.

Esperé a que el restaurante cerrara completamente sus puertas y todo quedara en oscuridad para hacer la llamada. Pasaron unos segundos hasta que pude escuchar la voz de alguien del otro lado. El nudo que aprisionaba mi garganta se trasladaba a todas mis extremidades, apenas sostenía el tubo del teléfono.

-¿Daehyun?

La esperanza que se transmitía con la voz de aquel muchacho terminó por quitar el encanto que se apoderaba de mi cuerpo, haciendo que mis músculos se relajaran y mi voz pudiera salir al fin.

-Recibí tu mensaje.

-¿Y lo has pensado?

Pensar...ni siquiera me había tomado el tiempo para hacerlo. Apenas tuve el papel en mis manos, el enojo que sentía por aquel sombrío hombre fue más poderoso que cualquier otra emoción. Luego, las ganas de sentir a Alena cerca de mí otra vez y la añoranza de su amor. No lo había pensado para nada, y aun así sentía que ya había tomado una decisión.

-Lo voy a hacer.

Pero no lo hacía por nadie más que por esa mujer que llenaba todos esos espacios que pensé que no iban a poder ser cubiertos con nada, lo hacía para que me mirara con esos ojos que encapsulaban estrellas, para que se sintiera orgullosa de mí. Porque en realidad no me hacía falta nada más que su presencia.

N.A: Como este capítulo fue bastante corto, mañana voy a publicar otro :) ¡Gracias por leer! 

I'm gonna make you love me  [BangYongguk]¡Lee esta historia GRATIS!