Me desperté a las 9, miré el móvil y…

¡¡Hoy era sábado!! ¡¡Y hoy conocía a los padres de Álvaro en la boda de su hermana!!...¡¡Y NO TENGO VESTIDO NI TACONES! L

Y Álvaro me viene a recoger a las 11…¡¡sólo tengo 2 horas para conseguirlos!!

Me levanté, cogí el móvil y llamé a Emily:

-Sandra…-su voz se oía bajito. Noté que la había despertado.

-¡¡Emily!! Tengo un problema grave, no tengo vestido, ni tacones. Préstame algo por favor. Álvaro me recoge a las 11.

-Sandra…hablamos más tarde…adiós-me dijo y colgó.

Bueno…no le digo nada porque estaba dormida.

Me vestí super rápido, cogí el bolso, las llaves y el dinero y salí de casa.

Me recorrí varias tiendas…y al fin lo encontré.

Era negro, de vuelo y de manga corta. Lo bonito del vestido era la espalda que tenía un corte en forma de corazón.

Y también encontré los tacones, menos mal que los encontré. Prefería ir a la boda sin tacones antes que sin vestido. Eran rojos, altos, con el tacón fino y eran tipo sandalia.

Me alegré demasiado de haber conseguido todo lo que necesitaba para la boda. La bisutería ya la tenía porque anteriormente, me han regalado demasiados collares y pulseras.

También me compré un clutch, que es un bolso de mano elegante que se usan para la fiestas, rojo también.

Llegué a mi casa, desayuné, recogí mi cuarto. Luego me duché y me preparé para la boda.

También me maquillé. Me pinté los labios de rosa nude (es un rosa pastel), me hice la raya del ojo negro y me puse sombra de ojos de color oscuro.

Cuando estaba preparada y lista, oí el timbre de mi casa. Abrí la puerta y era Álvaro. Estaba guapísimo: llevaba una blusa blanca, pantalones negros y zapatos de salir para hombre. Y olía tan bien J:

-Madre mía…

-¿Qué?

-Qué guapa estás…me dejaste impresionado.

-Tú también lo estás- le dije y le besé:-¿Vamos?.

-Vamos.-me dijo y me dio la mano.

Los abuelos de Álvaro nos vieron juntos:

-Ah hola Sandra-me saludó Elvira, su abuela. Le di dos besos para saludarla al igual que a su marido:- Qué guapa estás cielo. No sabía que fueses la novia de Álvaro.

-Ni yo tampoco-comentó su marido:-Eres la candidata perfecta para mi nieto.

Ese comentario me hizo un poco de gracia pero a la vez, me sentí un poco halagada.

Fui a la boda y conocí a toda su familia.

Hubo un almuerzo también y estaba con los padres de Álvaro. Me cayeron muy bien. Eran muy simpáticos y creo que les caí bien:

-¿Estás en la clase de mi hijo?- me preguntó Norma, su madre.

-No,no. Es que hemos cogido diferentes asignaturas. Él está en letras y yo en ciencias.

-¿Ah sí? ¿Qué quieres estudiar?- me preguntó Julio, su padre.

-Medicina.-respondí.

-Vaya, si quieres estudiar medicina, entonces eres buena estudiante ¿no?

-Sí,sí. Soy buena estudiante.

-La desventaja es que tienes que estudiar muchísimo para la PAU. La nota media es un 12,7-me enunció Norma:-¿Sabes más o menos en que te quieres especializar?.

-Mmm...estaba pensando en dermatología o cardiología, pero no lo tengo claro-contesté:-De todas formas, tengo tiempo para pensarlo. Me quedan tres años para acabar el insti y empezar la uni...

-Tienes razón-me dijo Julio.

Apareció Álvaro, que estaba en otra mesa con sus primos mayores:

-¿Qué tal?- preguntó Álvaro.

-Bien, bien- respondió Norma:- Has encontrado un buen partido.

-Sí, la verdad es que sí. No he conocido a personas como ella.- dijo y me besó en la mejilla mientras rodeaba con su brazo mi cintura.

-Explícanos- dijo Julio:-¿Cómo se conocieron?

-Nos conocíamos desde el colegio, pero nos hemos odiado siempre.-expliqué.

-Siempre-me dio la razón Álvaro:- Tú misma lo has dicho.

-Cogimos ATU, en lugar de Religión, estamos sólo en esa clase y bueno, nos hemos conocido gracias a una película que estamos haciendo, y bueno...surgió esto.-explicó Álvarp

-¿Una película? ¡Qué bien! Pero…¿quiénes la van a ver?-preguntó Norma.

-Por ahora, todo cuarto, pero si queda muy bien y está muy guapa, la verán todo el instituto-respondió su hijo.

Me ha caído muy bien toda su familia, son personas muy agradables y la verdad es que me lo pasé muy bien en la boda.

La boda se acabó a las cinco de la tarde. Sus abuelos, los que viven en mi edificio, nos trajeron a mi urbanización, y luego, Álvaro y yo nos quedamos a solas:

-Tengo una idea-le dije.

-¿Cuál?-me preguntó.

Señalé a donde estaba la piscina de mi comunidad:

-¿Nos damos un baño?

-¡¿Qué?! No, no. No tengo bañador.

-¿Y qué? Nos bañamos en ropa interior. Además nadie no nos va a ver porque no hay ni un alma en la piscina.

-Bueno, vale-se dejó convencer.

Fuimos a la piscina, nos quitamos la ropa y nos quedamos en ropa interior.

Metí el pie en la piscina .¡Qué fría!:

-¡Dios!¡ Qué fría está!-exclamé y me alejé de la piscina.

-Y eso que tú eres la que diste la idea de venir aquí-me dijo.

Y Álvaro me cogió en brazos:

-¡Álvaro! ¿Qué haces?.

-Meterte en la piscina, pero conmigo- me dijo pícaramente.

Me puse a chillar de la emoción, bueno y también porque estaba un poco aterrada.

Mientras estaba en los brazos de Álvaro, nos lanzamos al agua…aunque en serio…estaba helada. He sido un poco estúpida en bañarme en pleno noviembre, en fin.

Álvaro acercó su rostro al mío, pero yo lo aparté:

-¡Ah! ¿No me quieres besar?

-Es que fuiste un poquito cabrón al tirarme al agua-le dije y le guiñé un ojo.

Me agarró suavemente del cuello y me besó frágilmente.

Tenía una mezcla de sensaciones en mi interior: felicidad, amor, miedo. Álvaro me ha hecho sentir muchas cosas que nunca he sentido en mi vida y espero que él sea el único y el último con el que comparta mi vida.

Y aquí os resumo mi día.

La putada fue…que…mi madre nos vio en la piscina. Y Álvaro conoció a mi madre. Pero menos mal que no se enfadó conmigo de haberme bañado en la piscina y menos en ropa interior con Álvaro jejeje :)

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!