Esta semana me quité los cuatro exámenes que tenía aunque tengo que estudiar para dos que tengo la próxima semana. Uno es de física y química y otro es de francés.

Y ya tengo nota del de historia que hice. ¡Un 9’25! :) .

Como este fin de semana no tenía tanto que estudiar, quedé con mis amigas para ir a La Laguna, que nos llevaron los padres de Irene, a ver un mercado nuevo que hicieron ahí.

Es muy grande y en él se vende comida de todo tipo: canaria,mexicana,china,japonesa,india,…

Irene comió sushi, Lucía nachos con guacamole, Emily ensalada china con un rollito de primavera y yo un chocolate bien caliente con churros.

Ahora que estábamos las cuatro juntas y fuera del instituto, les saqué el tema de Alex, bueno más bien, se lo saqué a Emily:

-Emily, cuéntame. ¿Cómo te ha ido con Álex?

-Bien. El lunes hacemos un mes juntos.

Casi me atraganto con los churros. ¡¿En serio que están saliendo?! Y yo no me he enterado de nada… ¡Y eso que soy su mejor amiga! :

-¡Felicidades Emily! Qué bien tía, en serio. Pero cuéntame cómo te ha ido anteriormente, porque no me he enterado de nada. Cuéntame desde que hablé con Álvaro de ti y de Álex.

Y Emily me lo contó todo…

‘’Días más tarde de que Sandra hablase con Álvaro para obtener información sobre sus sentimientos, estaba sentada sola en la clase de Biología ya que Sandra faltó a clase porque tenía placas.

Vi a Alex sentarse a mi lado, lo cual me molestó, porque si se va a sentar conmigo a darme la lata, para eso que se vaya a molestar a otra. Y es que aunque me guste, sigo siendo dura con él:

-Vete-le ordené:-No quiero que me des la lata ¿vale?.

-Vengo en son de paz-me dijo muy serio:-Ya es hora de que empecemos a llevarnos bien ¿no?.

¡Vaya! Me sorprendió esa actitud tan serena y madura. Nunca había sido así, pero bueno estoy más tranquila porque se ve que está madurando ,afortunadamente:

-Sí, tienes razón-le dije.

Luego, la profesora estuvo explicando un tema de los terremotos y movimientos sísmicos y nos mandó a hacer un ejercicio del libro que era una gráfica con preguntas en parejas, por lo que tenía que hacerlo con Alex.

Alex no es mal estudiante, ni bueno tampoco, pero si él quería, podía sacar muy buenas notas pero él sólo aprueba con 5,6,7 y algún que otro 8.

Nos ayudamos con el ejercicio y la verdad es que se podía trabajar bastante bien. De hecho, me empezó a caer bien :)

Pasaron semanas, y seguía en ese mismo plan. Me trataba bien, no me chinchaba, no me tocaba el culo, no me lanzaba pelotitas de papel a mi escote y ni me llamaba ‘’rubia teñida’’.

Me marcaron un trabajo de Inglés, en el que teníamos que hacer un vídeo, cocinando un plato y explicando su receta en inglés. Sandra se puso con Diego porque él es muy bueno en inglés así que…

-Emily, yo no tengo pareja para el trabajo ¿te pones conmigo?-me preguntó.

-Yo tampoco así que vale-le respondí.

-Vale, estaba pensando en hacer bolitas de coco ¿sabes cuáles son?.

-¡Sí!.¡Me encanta! Están super ricos. Mi abuela los hace deliciosos y me ha dicho la receta.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!