Llegó el lunes, y me acordé de que hoy a cuarta, tenía Francés. Bueno, más bien hora libre, ya que mi profe está de baja porque le van a operar del ojo.

Le hice caso a Álvaro, y a cuarta fui al aula de Plástica, donde iba a estar él:

-¿Se puede?.

-¡Hola Sandra! Claro, pasa.-me dijo la profe.

Se acercó a mí y me saludó con dos besos. Es una profesora muy sociable. Y también buena:

-¡Qué sorpresa! ¿Y por qué has venido aquí?.

-Verás...-hablé mientras me senté en la silla que estaba al lado de la de la profe, en la cual, se sentó también:-He pensado en participar en el concurso...ese en el que tienes que hacer una lámina inspirada en los Carnavales.

-¡Qué bien! ¿Y ya tienes una idea?.

Saqué de mi mochila, el boceto que diseñé el fin de semana. En él, salían cuatro chicas disfrazadas de magdalena. El disfraz consistía en un body planco, con unas rayas pequeñas de colores dispersas, un tutú rosa y unos pantis rosas, también. En la cabeza, llevaban una diadema con una pequeña magdalena. El fondo era multicolor, y lo pintaré con ceras pasteles.

Se lo mostré a la profesora para que lo viese:

-Me gusta. Es muy bueno.-respondió.

-¿Tengo algunos fallos?.

-No, por ahora no. Pásalo a la lámina, y luego ya veo si le añado algún pequeño detalle. Está muy bien Sandra.

-Gracias. Me voy a la mesa, a trabajar.

-Vale.

Me fui a una mesa que estaba en el fondo. Saqué todo mi material y empecé a trabajar.

Vi a Álvaro acercase a mi mesa:

-¿Puedo ver tu boceto?.

-Sí, claro.

Se lo di a Álvaro y lo estuvo observando un rato:

-Me gusta. Es buenísimo.

-La profe dijo lo mismo.

-¿Y tú como vas con el tuyo?-pregunté.

-Bien, bien. Está en proceso. Pero no te puedo decir la idea. Es sorpresa-me guiñó un ojo:-Bueno, te dejo para que sigas trabajando.

-Gracias-le sonreí.

 Y días más tarde, acabé la lámina. Me quedó tan bonita. Jamás pensé que podía hacer algo así.

Sin embargo, la semana antes de Carnavales se estaba acercando y tenía que entregar la lámina. El viernes, me darían los resultados y si gano, iría a Praga la semana de vacaciones de Carnavales.

Sí, me perdiría los Carnavales de Santa Cruz, pero yo puedo ir todos los años a Carnavales, en cambio a Praga no. Es una oportunidad fantástica y debo aprovecharla.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!