Cuando llegó el lunes, en el recreo le conté a las chicas SEIL, que a lo mejor la que se hizo pasar por mí en la conversación fue Celeste y le conté las causas:

-Nunca me ha caído bien esa chica-opinó Lucía:-Pero es verdad, puede ser ella. Si en el colegio ha conseguido que Álvaro te humillase, puede hacer lo mismo o algo por el estilo, aunque él no te ha humillado, sólo te ha puesto los cuernos.

-Es extraño en verdad-comentó Emily:-¿En serio que salió con David?.

-Sí, pero no sé las causas por las cuales rompieron y prefiero no meterme. Es su pasado-dije con seguridad.

-Yo también pienso lo mismo que tú-dijo Irene:-Pero eso sí, antes de culpar a Celeste, debemos esperar y ver si esa persona que te dejó la nota te hará otra cosa.

En ese momento, tocó el timbre. Se acabó el recreo. Jo… :( :

-Chicas. Ya hablaremos de este tema cuando quedemos o por el grupo-dijo Lucía:-¡Adiós chicas!

-Adiós-dijimos Emily y yo.

Irene y Lucía y Emily y yo nos separamos porque teníamos diferentes clases ahora:

-¿Sabes qué nos toca ahora?-preguntó.

-Física y Química, pero en el laboratorio. Hoy nos toca hacer la cristalización de sulfato de cobre.

-¡Bien! Así no damos clase.

-Ya, pero tendremos que hacer un informe sobre la práctica. Ya verás.-le dije.

Entramos en el laboratorio de Física y Química. Fuimos a nuestras mesas que están en la segunda fila de la izquierda.

Encontré otra notita. La abrí y…¡era otra pista! ¿Quién será esa persona que me está contando poco a poco la persona que se hizo pasar por mí?.

‘’Tu ‘’yo’’ es una chica’’.

Está clarísimo. Es Celeste. Sale en el vídeo y es una chica.

Emily observó que me quedé mirando la notita que estaba en nuestras mesas:

-¿Qué es eso?-preguntó.

-Es otra notita en la que me dice otra pista-respondí.

-¿Y qué dice?.

-Que mi ‘’yo’’ es una chica. Emily, estoy segura de que esa persona que se hizo pasar por mí es Celeste. Es una chica, sale en el vídeo y me ha hecho algo por el estilo hace cuatro años. Y tengo que hablar con ella porque ya es el colmo-expliqué enfadada.

-Sandra, no hagas nada, porque si a lo mejor no es ella entonces quedas en un feo. Además ya te explicó David que está seguro de que no es ella o sea que haznos caso-me ordenó.

Tiene razón. Es mejor que no haga nada, por si acaso meta la pata, que no quiero meterla :( . Pero eso no quiere decir que haya cambiado de opinión. Sigo pensando lo mismo.

Después de la clase de Física y Química, mis compañeros y yo recogimos nuestras cosas y nos fuimos de la clase.

La verdad es que estoy demasiada intrigada.

Hoy, 2 de diciembre de 2014, juro que como descubre a la persona que se ha metido en mi vida y en la de Álvaro haciéndose pasar por mí, recibirá lo peor que pueda pasar en su vida.

A dos vidas¡Lee esta historia GRATIS!